Roger Guasch, director general corporativo del RCD Espanyol de Barcelona
Roger Guasch, director general corporativo del RCD Espanyol de Barcelona - INÉS BAUCELLS

El Espanyol busca un lugar céntrico en Barcelona donde ubicar su sede social

Por primera vez, el club jugará un partido femenino de la liga Iberdrola en el estadio de Cornellà-El Prat

BarcelonaActualizado:

Roger Guasch, director general corporativo del RCD Espanyol de Barcelona, ha anunciado en el programa «Converses» de COPE Catalunya y Andorra que el club busca en la Ciudad Condal un local céntrico, de unos mil metros cuadrados, para ubicar la sede social, con el doble objetivo de « recuperar nuestra identidad en Barcelona y tener una sala de actos donde cada semana se realicen actividades y donde los socios puedan reunirse, además de tener tienda». El directivo ha reconocido que el club no puede estar en la Rambla porque «nos piden 27.000 euros mensuales y se han de vender muchas camisetas».

La consolidación de la marca RCD Espanyol de Barcelona (BCN) es uno de los retos de Guasch, directivo que anteriormente estuvo al frente del Gran Teatro del Liceu, La Alianza y Chupa Chups. Argumenta que «si no tienes marca, cuesta vender» como club de fútbol. Para lograrlo, también busca «buenos corners en ciertos lugares de Barcelona y en el mismo aeropuerto para que la gente que llegue a la ciudad vea que hay un club que se llama Espanyol de Barcelona».

Guasch quiere «que la gente que es del Espanyol lo sea porque quiere». Y ha anunciado que van a desplegar una sèrie de acciones para atraer a los niños y que «tengan buenas experiencias en el estadio, ir con el colegio, o participar en actividades interactivas».

Sobre la presencia de símbolos políticos en el estadio, Guasch ha recordado que los orígenes del nombre del Espanyol «no son políticos». «Es un club de fútbol que un grupo de estudiantes barceloneses crearon en 1900 frente a otro de extranjeros, y solo queremos fútbol», ha sentenciado. Considera que «quien quiera acercarse al club con un objetivo político se equivoca», aunque ha reconocido que «respetamos todas las opiniones y todos los sentimientos». No obstante, lamenta estar «en un país donde, desgraciadamente, te politizan».

Resolver los accesos

En cuanto a los problemas de movilidad en los accesos al estadio de Cornellà-El Prat los días de partido, Guasch ha avanzado que «trabajamos con técnicos y hemos celebrado reuniones con los ayuntamientos implicados, con asociaciones de vecinos, con el Área Metropolitana de Barcelona, etcètera, para encontrar», entre las que destaca la contratación de lanzaderas por parte del club, con un coste por partido de 15.000 euros, y la posibilidad de habilitar una parada del TramBaix que dé Servicio a los Barrios del sur de Cornellà, al centro comercial Splau y también al RCD Espanyol.

Otra apuesta del club es el fútbol femenino. En ese sentido, Guasch planea que el fin de semana del 20 y el 21 de abril el Espanyol, el equipo femenino juegue el partido de la liga Iberdrola contra el Atlético de Madrid en el estadio de Cornellà en una jornada de puertas abiertas.

Sobre la subida del precio de los abonos, Guasch la ha justificado en que «cada año se están perdiendo 1.800 abonados y para cambiar esta tendencia se tienen que hacer cosas diferentes». El director general corporativo cree que en el club «había cosas que respondían más a voluntades personales que a una gestión profesionalizada», pero que «poco a poco la gente irá viendo cómo la fidelidad tiene sus beneficios».