Migrantes rescatados por Open Arms que llegarán hoy a Barcelona - AFP | Vídeo: Todo preparado en Barcelona para la llegada del buque ATLAS

El buque de Open Arms con 60 refugiados llega a Barcelona

Los migrantes, entre los que hay menores de edad y embarazadas, han llegado con buen estado de salud pero con ansiedad por su futuro

BARCELONAActualizado:

Los 60 migrantes que fueron rescatados el pasado sábado frente a las costas libias ya están en tierra barcelonesa. El buque Open Arms de la oenegé Proactiva ha atracado esta mañana sobre las 10.30 horas, tal y como se preveía, en el Puerto de Barcelona, después de que el Gobierno liderado por Pedro Sánchez diera el permiso a la oenegé para hacer parada en España, como ya ocurrió hace unas semanas en Valencia con otra embarcación.

Desde Open Arms han ido confirmando estos últimos días que los inmigrantes llegaban con buen estado de salud aunque "cansados y ansiosos". El agotamiento, sin embargo, ha quedado en un segundo plano en la parte final de su viaje, ya que han trascendido videos de los rescatados cantando canciones y coreando cánticos de alegría por el fina de su travesía. Ésta es la misión 46 que concluye la oenegé, que hace dos años que lucha por ayudar a los migrantes que huyen por el Mediterráneo en busca de una mejor vida.

La embarcación, que en el tramo final de su viaje ha estado custodiada por el velero Austral, otro de los vehículos más emblemáticos de la oenegé, ha llegado concretamente a la terminal de cruceros de la instalación portuaria. Allí un amplio dispositivo de acogida esperaba a los rescatados, que pasadas las 11 horas han empezado a bajar del barco.

Los refugiados, procedentes de 14 nacionalidades, han sido recibidos por un amplio operativo de 70 técnicos, coordinado a tres bandas entre Generalitat, Gobierno y Ayuntamiento junto a la colaboración de Open Arms y de la Cruz Roja. Así, en un pequeño hospital de campaña montado en plena terminal han tenido una primera atención sanitaria y alimentaria básica, en la que se ha facilitado comida, bebida, así como productos de higiene y ropa para cambiarse.

Ansiedad por su futuro

Entre las primeras funciones de los equipos de apoyo ha habido la de confirmar que entre los recién llegados no hubiera casos de enfermedades contagiosas. Al mediodía todavía seguían atendiéndoles médicos y enfermeras, junto a un equipo de apoyo psicosocial. Además del examen médico, se les ha brindado una primera atención psicosocial, centrada sobre todo en rebajar su ansiedad e incertidumbre sobre lo que les puede ocurrir en su nueva situación en España, como han contado desde la Cruz Roja. El Cuerpo Nacional de Policía, por su parte, les ha ido identificando y filiando.

Tras ello, los refugiados serán trasladados a los equipamientos pertinentes. Todos los hombres del grupo irán de momento a la residencia Joaquim Blume de Esplugues de Llobregat (Barcelona), un equipamiento de la Dirección General del Deporte de la Generalitat que habitualmente aloja a deportistas, ahora de vacaciones. Al estar vacío, decenas de voluntarios han estado trabajando a contrareloj para poner a punto el equipamiento.

Por su lado, los menores de edad pasarán a manos de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Generalitat y las mujeres embarazadas (todavía no está claro si son do o tres de las cinco mujeres que han llegado en el barco) o con menores a cargo irán a equipamientos municipales de Barcelona, de los que no ha trascendido el nombre por proteger su intimidad.

A partir de aquí los servicios sociales irán analizando en los próximos días caso por caso: preguntarán por las redes familiares y de amigos de los rescatados y, especialmente, sobre la voluntad que tienen sobre su futuro. Entonces se irá decidiendo qué servicios y equipamientos ofrecer a cada caso. Tanto la primera atención de hoy como la de losp próximos días está ayudada por un equipo de traductores de 14 idiomas.

Permiso de 30 días

Finalmente, el Gobierno concederá a los inmigrantes un permiso provisional humanitario de estancia legal en España de 30 días, y no de 45 como se había dicho inicialmente. Este plazo es el contemplado en la Ley de Extranjería por razones humanitarias y es el mismo que se otorgó a los inmigrantes que desembarcaron del Aquarius en Valencia, aunque en ese caso se prorrogó hasta los 45 días.

Este permiso excepcional y provisional evitará a los inmigrantes ingresar en el CIE y les permitirá iniciar los trámites para pedir asilo o decidir si quieren proseguir su viaje, ya que algunos tienen familiares en Alemania y otros países europeos.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona, han aplaudido la llegada de la embarcación de rescatey su alcaldesa, Ada Colau, a aprovechado para hacer un llamamiento a los gobiernos para destinar más recursos ante esta problemática. "Llegan por fin al Puerto de Barcelona cantando y bailando. Podrían estar muertos, pero están vivos", ha escrito en un mensaje en su cuenta de Twitter. El Ayuntamiento recuerda que en las últimas dos semanas han llegado 15 autocares con inmigrantes y exige otro abordaje ante la migración.

También el teniente de alcalde de Derechos del Ayuntamiento, Jaume Asens, ha exigido más atención a estos colectivos. "Lo que hacemos con los migrantes de Open Arms no es solidaridad, es una obligación", ha sentenciado.