Migrantes, ayer en el Open Arms
Migrantes, ayer en el Open Arms - AFP

Barcelona se prepara para la acogida de 60 migrantes del Open Arms

La delegada del Gobierno en Cataluña espera un desembarco «rápido, discreto y respetuoso»

A. C.
BARCELONAActualizado:

Barcelona ultima todos los detalles para ofrecer la mejor atención a los 60 migrantes que fueron rescatados frente a al costa de Libia, previsiblemente, llegarán a la capital catalana este miércoles por la mañana en la embarcación Open Arms, de la oenegé Proactiva.

Responsables del Gobierno, de la Generalitat, del Ayuntamiento de Barcelona, de la Cruz Roja y de proactiva han celebrado este lunes una reunión coordinativa en la Delegación del Gobierno para concretar el dispositivo de acogida.

Se prevé que habrá una primera atención básica a su llegada en el Puerto de Barcelona, con servicios médicos y de alimentación, y después cada uno de ellos será derivado al recurso municipal que se considere mejor.

Posteriormente, técnicos de los servicios sociales municipales y de la Cruz Roja mantendrán entrevistas con cada uno de ellos para conocer el perfil de los inmigrantes, sus necesidades y los recursos y habilidades de que disponen. En el caso de los cuatro menores que viajan en el barco, serán derivados a los servicios de menores de la Generalitat.

El Ayuntamiento de Barcelona ya ha anunciado que les brindará apoyo jurídico gratuito a todos aquellos que deseen solicitar asilo político y les facilitará su entrada en el programa estatal que lo gestiona, aunque muchos de ellos ya han expresado su deseo de viajar a otros países europeos, donde tienen familiares o conocidos.

Además, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha avanzado esta mañana que le consta que el Gobierno está estudiando si los rescatados pueden recibir un "permiso humanitario especial" extraordinario de 45 días, una línea similar a la que desea la alcaldesa Ada Colau, que quiere evitar que los migrantes tengan que ingresar en un CIE.

En una línea simiar, el teniente de alcaldía de Derechos de Ciudadanía del Ayuntamiento, Jaume Asens, ha explicado que pedirá al Gobierno de Pedro Sánchez que dispense "el mismo trato" a los rescatados por Open Arms que el que recibieron los inmigrantes del Aquarius.

Desembarco «rápido, discreto y respetuoso»

Por su parte, la nueva delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha confiado que el desembarco de refugiados sea "rápido, discreto y respetuoso". "Está todo bastante avanzado. Habrá una coordinación de todas las administraciones para que todo sea rápido, discreto y respetuoso, y lo menos farragoso posible para estos ciudadanos", y ha añadido que su pretensión es seguir el modelo de Valencia, que ha calificado de muy rápido y eficaz.