Jesús Vidal, con su Goya a Mejor Actor Revelación - REUTERS

«Y ahora me voy a León»

Su ciudad natal celebra el Goya a Actor Revelación de Jesús Vidal, el filólogo que emigró a Madrid pero que se aferra aún a sus raíces en la capital del Bernesga, que tuvo un hueco en su emotivo discurso

LeónActualizado:

«Y ahora me voy a León». Donde esta su familia, con su gente, con los que dejó en su ciudad natal antes de irse a Madrid y probar suerte en la interpretación y a la que volverá ahora con un goya bajo el brazo, el de mejor actor revelación. Jesús Vidal se convirtió ayer en el gran protagonista de la noche por un discurso sencillo, sensible y encantador con el que encogió el corazón de los españoles. «Inclusión, diversidad, visibilidad». Esas tres palabras que a él se le «vinieron a la mente» servirán para recordar la gala de ayer. Hoy en su tierra la que mas resuena entre sus paisanos es «orgullo».

Políticos, instituciones, compañeros de profesión y, en general, vecinos de León han llenado las redes sociales de felicitaciones a Jesús, un filólogo leonés con discapacidad visual -en la película interpreta a una persona con discapacidad intelectual- que reside en Madrid desde hace diez años y lleva un lustro dedicado exclusivamente al teatro, tras una apuesta firme por la interpretación. Con Campeones, «del cine me he enamorado y espero que este idilio sigua muchos años más».

Entre esos mensajes destacan el de Dani Martínez: «¡MERECIDO #Goya2019 para Jesús Vidal! ¡Un leonés! !VIVA LEÓN y viva tú!» o el del alcalde de la ciudad, Antonio Silván, quien ha ensalzado en un comunicado «el enorme talento como actor que tiene Jesús Vidal, pero sobre todo su extraordinaria ternura y sensibilidad». Pero los más orgullosos a orillas del Bernesga son, sin duda, los suyos, esa familia a la que dedicó buena parte de su discurso arrancando lágrimas y aplausos a partes iguales. Les dedicó el premio a sus sobrinos, hermanas, a su madre «por darme la vida y dármelo todo» y a su padre «por haber vivido y luchar tanto por mi». «A mí sí me gustaría tener un hijo como yo porque tengo unos padres como vosotros», enfatizó.

Sus familiares más cercanos ven en ese galardón «un reconocimiento a todo su esfuerzo, a su superación y lucha, teniendo en cuenta que es una persona práctiamene ciega, con una visión de apenas un diez por ciento y que no hay obstáculo que se le haya puesto por delante», subraya su hermana María José, que le acompañó en la gala y en la que le dio las gracias «por ser la mejor hermana del mundo», informa Ical.

También quiso expresar el agradecimiento de todos ellos «a todos los amigos que le han apoyado, porque es una persona muy respaldada y querida». De él destaca su hermana, la «humildad y sencillez», que demostró también en sus palabras tras recibir el premio.