El escritor y profesor de Literatura José Manuel de la Huerga, en la biblioteca de su casa
El escritor y profesor de Literatura José Manuel de la Huerga, en la biblioteca de su casa - ICAL
Cultura

De la Huerga ve el Premio de la Crítica de Castilla y León un reconocimiento a «nuevas voces»

El profesor de Literatura afincado en Valladolid obtiene el galardón por su novela «Pasos en la piedra»

ValladolidActualizado:

El profesor de Literatura afincado en Valladolid, José Manuel de la Huerga (Audazas del Valle, León, 1967), fue galardonado ayer con el Premio de la Crítica de Castilla y León por su última novela, «Pasos en la piedra», un reconocimiento que para el escritor supone «un motivo de satisfacción» por entrar a formar parte de un elenco en el que se encuentran «magníficos autores de nuestra tierra» -Juan Manuel de Prada fue el anterior en recibirlo- y porque también lo ve como una intención del jurado de «dar paso a nuevas voces» que están en «un proceso de consolidación».

De la Huerga recuerda que «Pasos en la piedra» (Menoscuarto, 2016) se trata de una novela coral ambientada en una ciudad de piedra imaginaria que asoma el río, «que bien podría ser Zamora o cualquiera de las villas importantes que surgen a lo largo del Duero desde que nace en Soria hasta que desemboca en Oporto», pero que «sitúa una historia real», los agitados días de la Semana Santa de 1977, que estuvieron marcados por un ambiente de apertura democrática en España, y en concreto, por la legalización del Partido Comunista. «En la obra se da una enfrentamiento entre las fuerzas tradicionales de la Semana Santa y las nuevas voces que vienen de la Democracia y el deseo de ampliar horizontes».

Apunta José Manuel de la Huerga que el germen de la novela se remonta a abril de 2009, cuando el escritor Gustavo Martín Garzo, elegido para dar el pregón de la Semana Santa de Valladolid, fue «boicoteado» por parte de las cofradías como gesto de repulsa por el hecho de que hubieran elegido a alguien no creyente. Sin embargo, el autor, que se confiesa agnóstico, considera que este libro trata muchos más aspectos que la religiosidad: «Ya que me metía en semejante embolado quería hacerlo de una manera envolvente». Así, recuerda, por ejemplo, uno de sus personajes, un catedrático de Biología que busca diariamente un pájaro que sólo canta los días centrales de la Semana Santa y que partir de él el autor construye todo un «elogio a la naturaleza»: «Me parecía que si sólo me dedicaba a la Semana Santa desde un punto de vista antropológico o etnográfico me iba a quedar corto; entonces quise que fuera una novela multifacética», apunta De la Huerga, quien cree que «se puede vivir la religiosidad en esta tierra sin vincularla con la religión».

Una novela «redonda»

Esa forma de reflejar el encuentro con la naturaleza, pero también con el arte y otras muchas de sus vivencias hace que este libro sea de alguna manera muy personal : «Recuerdo que cuando a Rafael Vega -portadista del libro- le pasé la novela me dijo: ¡Has necesitado 48 años para escribirla!». Coincidiendo la concesión del premio con el Día de la Mujer, De la Huerga quiso tener unas palabras de recuerdo para quien, dijo, es la principal «impulsora» de «Pasos en la piedra», la ya fallecida Catalina Montes: «Ella me dijo cuatro palabras que están en el frontispicio de la novela: Jesús es de todos».

El jurado del galardón, reunido ayer en Ávila, señaló durante la lectura del fallo que el trabajo premiado es «la mejor obra del autor hasta el momento».