José Gabriel Antuñano - EL CALLEJÓN DEL GATO

El fiasco del español

«Cuantos eslóganes se han construido desde Presidencia o Cultura apostando por la lengua como motor de la economía de la Comunidad y cuan poco han creído en ellos»

José Gabriel Antuñano
Actualizado:

Tiempo de preparación de las dos citas electorales y de balance después de una larga etapa hegemónica del PP en la Junta y de Herrera como presidente. Habrá oportunidad de hacerlo, pero quede este apunte para uno de los mayores fiascos en estas dos últimas décadas: el español. Cuantos eslóganes se han construido desde Presidencia o Cultura apostando por la lengua como motor de la economía de la Comunidad y cuan poco han creído en ellos, hasta el extremo que en los últimos años Castilla-La Mancha, con más nueces que ruido explota este recurso (evidentemente «El Quijote», aunque el único lugar donde está atestiguado que vivió Cervantes, fue en la casa de su nombre en Valladolid, el apoyo económico y otros a la RAE, los convenios internacionales, la decisión por potenciar el Festival de Teatro Clásico de Almagro, más longevo que el de Olmedo, pero el segundo ninguneado por Cultura y un largo etcétera).

Motivos del fiasco: la no creencia en este recurso y la carencia de una política institucional, susceptible de mantenerse durante legislaturas (cierto que se han nombrado sucesivos comisarios de la Lengua, el penúltimo de ellos, José Ramón Alonso, con rango y atribuciones de secretario general, que desaparecieron con su reemplazo por la actual comisaria, Mar Sancho). Ha faltado el respeto a la jerarquía: la Universidad de Salamanca fue y es el máximo exponente; lejos de potenciarla se intentó fragmentar esta realidad entre las nueve provincias, sin que esto cree Comunidad, como demuestra el paso del tiempo. Han sobrado personalismos, instituciones o fundaciones, que nacieron al amparo o atraídas por este posible resorte económico, con recorridos cortoplacistas, falta de apoyos continuados y competencia entre ellas: está por demostrar la necesidad de tantas (algunas dependientes de diferentes consejerías durante la misma legislatura). No caben lamentos, pero sí que el próximo gobierno crea en este motor económico.

José Gabriel AntuñanoJosé Gabriel Antuñano