Carlos Moro, presidente del Grupo Matarromera, una de las firmas exportadoras al Reino Unido
Carlos Moro, presidente del Grupo Matarromera, una de las firmas exportadoras al Reino Unido

Las bodegas, ante el Brexit: «Los previsibles aranceles a mayores dificultarán más las exportaciones»

Las firmas de Castilla y León que facturan productos a las islas, vinculadas fundamentalmente al vino, afrontan con expectación y «prudencia» el posible impacto en sus ventas de la salida del Reino Unido de la UE

ValladolidActualizado:

Con «incertidumbre», pero también apelando a la «tranquilidad». Así afrontan, en general, el Brexit las empresas de Castilla y León que exportan parte de su producción al Reino Unido. Son de diversos sectores las que envían a las islas, entre ellos el del vino, que tiene en el país que gobierna Theresa May uno de los mercados destacados para los caldos de calidad de la Comunidad. Para el conjunto de España, es el primer mercado, con 106,2 millones de litros por valor de 251 millones enviados en 2017, cuando comenzó ya a acusar los temores por el Brexit en forma de caída de un 5,8 por ciento en el volumen de lo pasaportado.

Casi un decenio llevan los vinos de Pago de Carraovejas en el Reino Unido, «sin duda un mercado importante para nosotros», pero también «para el mundo del vino en general» ya que es «de referencia mundial en el sector vitivinícola» tanto por el «volumen» de importación como por la «calidad de la demanda», destaca Pedro Ruiz, director general de esta bodega de Ribera del Duero. Así que asume que un cambio de la «magnitud» que el Brexit tendrá en el entorno europeo «es inevitable que tenga su efecto en el mercado a nivel global». Y «no sólo en el sector del vino, sino para todas las empresas que realizan exportaciones», advierte. Eso sí, por el momento reconoce que «es difícil» de predecir el impacto, aunque ya asumen que la implantación de aranceles «podría suponer un encarecimiento» del producto, lo que «podría conllevar una disminución» del consumo de vinos importados.

Unos productos que ya pagan unas tasas de «casi dos libras -algo más de euros- por botella», por lo que los previsibles aranceles a mayores «dificultarán más las exportaciones», advierten desde Bodegas Avelino Vegas, durante años exportando al Reino Unido, aunque en 2018 ese país se cayó ya de una lista con una treintena de destinos en el exterior a los que salen los vinos de esta firma segoviana.

Pedro Ruiz, director de Pago de Carraovejas
Pedro Ruiz, director de Pago de Carraovejas

2014 fue en el que comenzó el despegue de Matarromera en el Reino Unido, con un incremento del 20% en la facturación entre 2016 y 2017, sobre todo por la venta de vino y sin alcohol. Aunque son los principales productos que exporta el grupo presidido por Carlos Moro, también han comenzado a «diversificar» su presencia, por ejemplo, con aceite, por lo que confían en que «al trabajar con varias referencias» el riesgo sea «menor». Por el momento adoptan una posición «prudente» y de «tranquilidad» a la espera de conocer si los aranceles que puedan aplicarse incidan en las ventas en un mercado que supone el 15 por cierto de lo que exportan a Europa.

Efectos colaterales

No sólo desde el mundo del vino están pendientes de la salida de las islas del marco común europeo. Con «incertidumbre» ven la situación desde Lingotes Especiales, la firma vallisoletana dedicada a la fabricación de componentes de automóviles y electrodomésticos. Y más a la luz de los últimos acontecimientos -el Parlamento tumbó con holgura el martes el acuerdo de May-, advierte Félix Cano, CEO de la firma. Y eso que, reconoce, el impacto directo en esta firma «no» será «mucho» pues lo que envían «no es un porcentaje significativo» como «para que pudiera desestabilizarnos». Aún así, sus productos hacen las maletas a las islas desde hace años, aunque son los principales fabricantes de automóviles quienes más acumulan sus ventas, con Alemania, Francia y la propia España a la cabeza, copando más de tres cuartas partes del total. «Otra cosa diferente es que -el Brexit- pudiera tener efectos colaterales», apostilla.

Con mayor tranquilidad afrontan el posible impacto del Brexit en Crystal Pharma, la empresa farmacéutica con sede en el parque tecnológico de Boecillo (Valladolid), pues al tener su sede social en Estados Unidos, la salida del Reino Unido de la UE «no» les afecta.