Una sala de consulta del hospital Santiago Apostol de Miranda de Ebro
Una sala de consulta del hospital Santiago Apostol de Miranda de Ebro - R. O.
Sanidad

El concurso de traslados mueve a 310 médicos, que huyen de hospitales pequeños

Los centros de Aranda de Duero, Miranda de Ebro, Ponferrada, Soria y Zamora no logran cubrir sus plazas

ValladolidActualizado:

Hacía ocho años que no se convocaba un concurso de traslados para los médicos especialistas de los hospitales de Castilla y León. Si entre 2006, 2008 y 2010 se convocaron 588 plazas, este año han sido 1.101 y ésa es la razón que explica que se haya provocado un auténtico tsunami en los centros hospitalarios más pequeños de la Comunidad, aquellos a los que los médicos no quieren acudir o tratan de salir de ellos en cuanto tienen ocasión. Según los datos aportados por la Consejería de Sanidad, de las 1.101 plazas convocadas, se han adjudicado 617. Eso no significa que todos esos médicos se hayan movido de su puesto, ya que muchos de ellos se encontraban en comisión de servicios y, por lo tanto, lo que han hecho es consolidarlos, de forma que el movimiento real ha sido de 315 doctores, que son los que han cambiado de lugar físico.

Otro dato a tener en cuenta es que 484 plazas siguen desiertas, lo que viene a demostrar el déficit de especialistas que padece la Comunidad y que se materializa, especialmente, en los hospitales de menor dimensión. De hecho, en centros como Aranda de Duero, Miranda de Ebro, Medina del Campo o Ponferrada sólo se han recibido un par de incorporaciones nuevas, al margen de la consolidación de empleo que se ha producido en todos ellos de plazas ya ocupadas. Por contra, las mayores llegadas se han producido en los vallisoletanos Río Hortega y Clínico y en el Complejo de Salamanca. La cifra positiva del proceso son los 110 médicos procedentes de otras comunidades autónomas que se han incorporado a la sanidad pública castellano y leonesa, la gran mayoría de ellos procedentes de regiones limítrofes.

«Derecho y oportunidad»

El director general de Asistencia Sanitaria de la Junta, Alfonso Montero, reconoció a ABC que el movimiento de médicos ha generado problemas, pero se defendió en que la Consejería intentó reducir en la convocatoria el número de plazas pero ni los representantes sindicales ni los grupos parlamentarios -se incorporó a la Ley de Medidas Fiscales que acompaña a los Presupuestos- lo permitieron. El caso es que el concurso siguió adelante, se resolvió el 9 de julio con la publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad (Bocyl), y los especialistas hospitalarios tienen de plazo hasta el 15 de noviembre para incorporarse a su destino, dependiendo el grado de movilidad al que se vean obligados.

Para Montero, el procedimiento hay que entenderlo como «un derecho para los profesionales y una oportunidad, también para los centros sanitarios». Advirtió, no obstante, que aún no se han cerrado las bolsas de empleo a las que se incorporarán aquellos que se han quedado fuera y que, a su vez, podrán optar a nuevos destinos en su calidad de interinos.

No todas las especialidades están teniendo problemas. Según el director de Asistencia Sanitaria, Radiología es una de las que ha provocado más vacantes. Para hacer frente a estas situaciones, la Consejería quiere impulsar el anillo radiológico, el trabajo en red que comunique a los radiólogos y a los propios centros. Con este fin, se va a convocar a los jefes de servicio de estas especialidades para avanzar en esta iniciativa. «Es la oportunidad de aplicar alternativas con el régimen colaboracionista», señaló.

También se han producido distorsiones en Pediatría, en este caso porque los especialistas han cambiado los centros de salud por los hospitales, lo que ha dejado a los primeros desasistidos. Así, según explicó Montero, al centro de salud de las Huelgas de la capital burgalesa acude un pediatra del Hospital Universitario de Burgos. En Aranda de Duero, en una de sus áreas han pasado de tres pediatras a uno y en la otra de dos a uno. En este caso serán especialistas del Río Hortega de Valladolid los encargados de cubrir esas vacantes. Además, se reforzarán las consultas con enfermería.

El Complejo Asistencial de Zamora, al igual que el de Soria, también se ha visto seriamente afectada por el concurso de traslados hasta el punto de que faltan actualmente 30 especialistas, sobre todo en radiología, pediatría y anestesia. También el Hospital El Bierzo ha notado la convulsión y, en este caso, el refuerzo llega de León, especialmente en Pediatría. «Son días en los que es verdad que hay tensión en los centros pero hay que agradecer el compromiso de los profesionales», señaló el director general de Asistencia Sanitaria.