Los terrenos de la antigua discoteca «Agualoca» formarían parte de este gran parque temático LUNA REVENGA

Expectación y prudencia ante la llegada de Puy du Fou a Toledo

Ciudadanos exige a la alcaldesa que, si lo tiene, facilite el proyecto del parque temático a todos los grupos

TOLEDOActualizado:

La noticia se conoció a principios de marzo, aunque, según la Junta, el Gobierno regional llevaba casi un año de negociaciones con la empresa Puy du Fou para construir un gran parque temático en Toledo, en la zona de la ronda suroeste, en parte de los terrenos de la antigua discoteca «Agualoca». Ese día se dijo que las obras podrían comenzar en 2019; que se abriría en 2021; que estaría dedicado a la historia de España; que supondría una inversión de 140 millones de euros y que crearía miles de puestos de trabajo. Además, esta semana se ha conocido que la empresa firmó el 18 de marzo la opción de compra de los terrenos para comenzar con una primera fase que constará de un espectáculo nocturno y el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, gran defensor del proyecto, pidió a los miembros de la Real Academia de Bellas Artes, que celebraron el miércoles una sesión extraordinaria en el Palacio de Fuensalida, que asesoren a la empresa francesa en su proyecto de instalar este parque temático de carácter historicista en Toledo.

También se sabe que, con un POM agonizante en los tribunales, el proyecto requiere que el Gobierno autonómico apruebe un Plan de Singular Interés para su tramitación urbanística en unos terrenos rústicos. Y esto es lo que se conoce hasta ahora.

La oposición del Ayuntamiento de Toledo, sin embargo, se queja del secretismo con el que se están llevando las negociaciones de un proyecto de esta envergadura y del que solo se conoce lo que sale en los medios de comunicación. El portavoz de Ciudadanos, Esteban Paños, reconoció a ABC que no conoce el proyecto, aunque «nos parece estupendo porque acogemos con los brazos abiertos todas las inversiones que lleguen y creen riqueza en la ciudad». Le gustaría, sin embargo, que la alcaldesa informase y, por eso, «le he pedido que, cuando sea conocedora del proyecto, nos lo traslade». Ciudadanos, según Paños, no quiere líos políticos a cuenta de una empresa. «Si yo fuese el alcalde sentaría a todos los grupos y les diría que quiero contar con el apoyo de todos porque es riqueza para todos, no para el PP, el PSOE, Ganemos o Ciudadanos», dijo. En definitiva, «transparencia y participación» que es lo que falta, también, a juicio del PP. A los populares les gusta la música del proyecto, aunque dicen que tampoco conocen la letra. Nada más hacerse pública la noticia, el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Jesús Labrador, mostró su apoyo al proyecto como generador de riqueza en la ciudad, a la espera de conocer todos los pormenores.

La diputada y concejal Claudia Alonso incidía este viernes pasado en las contradicciones del equipo de gobierno y alertaba de que el parque temático «peligra» por el «enfrentamiento» entre la alcaldesa y el presidente de la Junta. Alonso insinuó que el Gobierno del Ayuntamiento «está boicoteando» la llegada de «Puy du Fou» porque «viene de la mano» de Page. Para Alonso, «la alcaldesa tiene la obligación de aclararnos por qué ahora ha cambiado de opinión, y por qué pone palos en las ruedas al proyecto».

«Prudencia crítica»

Desde Ganemos, su portavoz de Ganemos Toledo, Javier Mateo, reiteraba su «prudencia crítica» en la medida en que, tampoco ellos, conocen los detalles del proyecto. Mateo, en rueda de Prensa, quiso expresar su preocupación ante la posibilidad de que el equipo de gobierno pueda perder el control en torno al impacto del proyecto de «Puy de Fou» en la ciudad. «Si es declarado como proyecto de singular interés, el Ayuntamiento no tiene capacidad de decisión alguna sobre aspectos que pueden afectar a la ciudad», dijo y lanzó un mensaje a la Junta y a la consejera de Economía, Patricia Franco: «nosotros estamos encantados de que la Junta piense en Toledo, pero tiene que hacerlo contando con Toledo y con los toledanos, no entenderíamos que no se tenga en cuenta al Ayuntamiento en algo como esto».

La opinión de todos

Según Mateo, «es una iniciativa que puede afectar al modelo cultural y turístico de la ciudad». Por esta y otras razones remarcó que «se tiene que contar con la opinión de todos los sectores» al tiempo que pidió trasparencia e información. «Es imprescindible que se sea transparente y que no existan zonas de sombra», en relación a un proyecto de esta entidad. Para ello, pidió que se presenten los detalles técnicos y datos que permitan valorar el impacto y se cuente con la ciudad: «esperamos que cuando se presente lo que se nos aporte no sea un espectáculo de luz si no los datos que permitan valorar como afectará a la ciudad». Mientras tanto, Ganemos mantendrá y trasladará a su socio en el Gobierno local la necesidad de mantener una actitud de «prudencia crítica».