Medio centenar de pueblos, en manos de agrupaciones independientes
En muchos pueblos se tendrá que negociar un nuevo alcalde - LUNA REVENGA

Medio centenar de pueblos, en manos de agrupaciones independientes

La mayoría han logrado la victoria en pequeñas poblaciones y por primera vez en algunas de ellas podrán gobernar en solitario

TOLEDO Actualizado:

Agrupaciones locales e independientes de medio centenar de pequeñas localidades castellano-manchegas podrán gobernar en solitario o contribuir a que lo hagan otras fuerzas mayoritarias mediante pactos puntuales. Uno de los casos más destacados es la aldea de Alcolea de las Peñas (Guadalajara), de apenas una veintena de habitantes, que antes estaba gobernada por el PSOE y ahora estará en manos del Partido Castellano (PCAS) en lo que supone su estreno absoluto en la región a efectos de gobierno municipal.

En la provincia de Ciudad Real, AIR repite gobierno en Ruidera y Unidad Castellana ha desbancado al PSOE en Fernán Caballero. En la de Guadalajara, Almoguera era del PSOE pero ha arrasado AIA (la Agrupación Independiente de Almoguera que lidera Luis Padrino) con siete concejales. En Cuenca, el PSOE ha sido víctima de UPA en Alarcón, y en las localidades de Lagunaseca, Palomera y Zarza de Tajo las agrupaciones locales seguirán en el gobierno o han desbancado al PSOE, que también puede perder su hegemonía en los municipios toledanos de Los Yébenes y Yeles.

En la provincia de Toledo, el CU ganó al PP en Carriches; en Domingo Pérez triunfó CCD -una escisión del CDS- y AEIO gobernará en Ontígola, salvo que PP y PSOE sumen sus concejales para evitarlo.

El único concejal de la coalición formada por Unidad Regional Independiente-Partido Castellano (URI-PCAS) puede dar el gobierno en la toledana La Puebla de Montalbán (exPSOE) tanto al PP (6 concejales) como a PSOE e IU (3 y 3) si estos se ponen de acuerdo.

URI-PCAS puede gobernar en solitario en Navamorcuende y tiene la llave del gobierno en Malpica de Tajo; dos formaciones locales, AESP y UCI, pueden dar el gobierno a PP O PSOE en San Román de los Montes, y un concejal de AISA en Santa Ana de Pusa puede desempatar los tres de PP y PSOE.

Los casos de los independientes con llave de gobierno se repite en las localidades toledanas de Camarena, Casarrubios del Monte, Cebolla, Cedillo del Condado, Lillo, Navalcán y Villarrubia de Santiago.

La Unión de Ciudadanos Independientes de Toledo (UCIT) ha logrado en las pasadas elecciones un resultado espectacular, al pasar de 12 a 33 concejales, lo que le permitirá gobernar en solitario en Calzada de Oropesa (Toledo), donde antes mandaba el PSOE.

Además, la UCIT está empatada con el PP a cinco concejales en El Casar de Escalona y tiene la llave en Almonacid de Toledo, Cedillo del Condado, Madridejos y Torrico.

La formación Unión, Progreso y Democracia (UPyD), con sus ocho concejales, tiene la llave del gobierno en Caudete (Albacete) y en las localidades toledanas de Ugena y Montesclaros, pero su líder nacional, Rosa Díez, está dispuesta a sacrificar esos gobiernos y otros 23 nacionales si PP y PSOE no dan pasos para cambiar la ley electoral.

El análisis somero de los resultados en los 919 municipios de Castilla-La Mancha ofrece curiosidades, como que el PP se hizo con todos los concejales en 42 municipios y el PSOE en 40, eso sí la mayoría de estos municipios no supera el centenar de votantes. Castilla-La Mancha y Cuenca fueron la comunidad y la provincia donde se registró la mayor participación de votantes de toda España, con unos registros mayoritarios de entre el 75 y 95% de participación. El 100% de participación se dio en trece pueblos: siete de Cuenca, cinco de Guadalajara y uno de Toledo.

Portillo y Santa Olalla

Por otro lado, la Junta Electoral de Zona ha admitido dos papeletas del PSOE en Santa Olalla, que darían la mayoría absoluta a los socialistas, y una papeleta del PP en Portillo de Toledo que otorgaría la mayoría absoluta al PP, siempre que no prosperen los recursos ante la Junta Electoral Central (JEC). Las dos formaciones políticas presentaron ayer sendos recursos ante la Junta Electoral Central por las situaciones en Santa Olalla (recurre el PP) y en Portillo de Toledo (recurre el PSOE).

La Junta de Zona, sin embargo, no ha entrado a valorar la situación en Gerindote donde el PSOE pedía que volviera a celebrarse la votación del día 22 porque entendía que había empadronamientos «fraudulentos» y donde el resultado permanece con 6 concejales para el PP y 5 para el PSOE.