La casa intentó venderse hace unos años por 18 millones de euros
La casa intentó venderse hace unos años por 18 millones de euros - TOLEDO NEWS

La casa de la estafa cometida por el «pequeño Nicolás» está en Argés

La finca, valorada en 14 millones de euros, consta de más de 400.000 metros cuadrados útiles, 2.208 invertidos en una casa palacio de estilo neomudéjar, con terrazas descubiertas, jardines, estanques y fuentes

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El juez de Instructor número 2 de Madrid, Arturo Zamarriego, ha procesado a Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el «pequeño Nicolás» por un presunto delito de falsedad en documento público en concurso con un intento de estafa que cometió en 2014 contra el empresario Javier Martínez de la Hidalga, ante quien se presentó como intermediario del Gobierno de España para facilitarle la venta de un inmueble que esta persona tiene en Toledo y que en su día fue propiedad de Arturo Romaní, vicepresidente de Banesto en la etapa de Mario Conde como presidente del banco.

Según ha concluido la investigación judicial, Gómez Iglesias se presentó ante el empresario como un «intermediario del Gobierno de España» que podía facilitarle la venta de un inmueble que éste tenía en Toledo, solicitándole para ello 300.000 euros. Le hizo creer además que se iba a proceder de manera inminente a un embargo de Hacienda sobre sus cuentas y las de su familia.

El 10 de octubre de 2014 el «pequeño Nicolás» quedó con Martínez de la Hidalga en una sucursal del Banco Santander y allí, en una reunión con el director de la misma se presentó como asesor de la entonces vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría y el empresario pidió sacar de la entidad medio millón que tenía allí depositado.

L a imponente casa palacio de estilo neomudéjar, valorada en 14 millones de euros, está situada muy cerca de la localidad toledana de Argés, aunque desconocida por muchos de sus vecinos, espera aún a ser vendida. La agencia inmobiliaria detalla que el lugar tiene licencia para construir un hotel de lujo de 10.000 metros cuadrados. Y concluye: «Creo que esta casa es lo suficientemente atractiva, representativa y perfecta como para hacer encuentros empresariales, celebrar eventos, bodas, hacer presentaciones, consejos y un buen sitio para acomodar a clientes muy especiales con los que se pretenda cerrar algún acuerdo, y maravillosa como casa de recreo, tal y como han disfrutado los propietarios todos estos años».

La finca, que empezó a venderse hace unos años por un precio de 18 millones de euros, según su descripción, consta de más de 400.000 metros cuadrados útiles, 2.208 invertidos en una casa palacio de estilo neomudéjar que se encuentra rodeada de terrazas descubiertas, jardines y fuentes en una superficie de 15.000 metros cuadrados. Incluye un jardín japonés, estanques con nenúfares, peces, tortugas, cangrejos y diferentes aves acuáticas. La propiedad tiene dos plantas, 7 habitaciones y 7 baños, y en algunas páginas web se vende junto con 22 hectáreas de olivar.