El bailarín Igor Yebra que dirige «El Quijote del Plata», un montaje que nos acerca a esta inmortal novela
El bailarín Igor Yebra que dirige «El Quijote del Plata», un montaje que nos acerca a esta inmortal novela - Festival de Almagro

TeatroIgor Yebra y su «Quijote» bajan el telón del Festival de Teatro Clásico de Almagro

El espectáculo cuenta a la bailarina Blanca Li, como protagonista y sirve para recuperar la figura del autor universal. Los repiques de los tamborileros de Hellín cerraran la cita con el teatro del Siglo de Oro

Ciudad RealActualizado:

Es uno de los grandes artistas que con su genio ha conquistado los escenarios más exquisitos. El bailarín y coreógrafo Igor Yebra se atreve este domingo, a poner sobre el escenario del Festival de Teatro Clásico de Almagro (Ciudad Real) su primera propuesta como director del Ballet Nacional «Sodre» de Uruguay con su «El Quijote del Plata», una propuesta atrevida y novedosa con la que se cierra una de las ediciones más importantes del certamen teatral.

Este espectáculo cuenta con la versión de la coreógrafa Blanca Li, otra de las grandes bailarinas españolas y con Santiago Sanguinetti, quienes se encargan de dar vida a la obra de Cervantes, acompañados por la música de grandes compositores que han utilizado a este personaje para crear sus piezas.

Igor Yebra ha explicado que para su montaje ha mezclado la figura del hidalgo Don Quijote de la Mancha con la del uruguayo Arturo E. Xalambrí, un personaje «apasionado y excéntrico», responsable de que en Montevideo se conserve una de las más grandes colecciones de libros de Cervantes de América Latina.

El público, ha manifestado a Ep, se encontrará al «ilustre» Xalambrí «rodeado de sus libros» y se mezclará con Don Quijote en esa relectura que él hace de diferentes episodios de la obra de Cervantes. «Dos personajes que casi terminan siendo uno y al final mueren paralelamente», ha añadido. Y es que el germen de esta idea es en la de bucear en el paralelismo de sus protagonistas.

Así, realidad y ficción se unen en un ballet en los que se mezclan «momentos de una gran belleza con los tristes y los de humor, tal y cómo también los hay el Quijote y como son estos dos personajes», ha añadido en referencia al hidalgo y a Xalambrí.

Con una propuesta sencilla, Yebra ha explicado que la escenografía está basada en el «menos es más», por lo que pidió a su equipo que fuera un ballet «fácil de empaquetar y llevar de un lugar a otro».

El bailarín y director ha afirmado que en Almagro, por las condiciones del lugar de la actuación, la Antigua Universidad Renacentista (AUREA), no se va a poder recrear lo mismo que en un escenario al uso, sobre todo en lo que se refiere a iluminación, pero ha matizado que «la magia del lugar va a aportar otro tipo de cosas maravillosas». «Lo que se pierde por un lado, lo gana por otro», ha añadido.

Una Quijotada

Yebra ha admitido que su «Quijote del Plata» es «una quijotada con todas las de la ley» por las circunstancias de su creación. El director del Ballet Nacional Sodre ha explicado que él asumió esta competencia en febrero cuando la programación ya estaba cerrada a falta de un título que «quedaba colgando» en octubre y que cuando descubrió la figura de Xalambrí decidió desechar esa programación «que estaba dando problemas y hacer algo propio» y propuso hacer esta lectura.

Afortunadamente no fue el único «quijote» ha afirmado entre risas, sino que encontró a «toda una panda» consiguiendo hacer realidad el montaje en tiempo récord y pudiendo estrenarlo en octubre. Todo gracias a la implicación de todo el equipo y a las nuevas tecnologías, ha apuntado.

Repique de tambores

Por otra parte, el broche final lo pondrán los Tamborileros de Hellín en la Plaza Mayor con sus repiques rituales de tambores que ya son considerados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.