Don Felipe y Doña Letizia, en la puerta del Hospital Quirón de Pozuelo de Alarcón, tras visitar ayer a Don Juan Carlos - Belén Díaz

Triple bypass a Don Juan CarlosEl Rey afirma que se trata «de una gran cirugía; no es cualquier cosa»

Don Juan Carlos respira sin ayuda y ayer se levantó y empezó a comer

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Rey Don Juan Carlos continúa recuperándose en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Quirón de Pozuelo de Alarcón tras ser sometido el pasado sábado a una operación de corazón en la que le realizaron un triple bypass. Aún no habían transcurrido 24 horas de la operación, cuando los médicos pudieron retirarle el respirador, algo que se interpreta como una señal muy positiva en la recuperación de estas operaciones de corazón. Además, presentaba «buen estado de ánimo», se levantó y comenzó «a ingerir alimentos», lo que también se interpreta muy favorablemente.

Tanto los Reyes, que le visitaron por la tarde, como Doña Sofía, que pasó casi todo el día en el hospital, se mostraron muy contentos con la buena evolución de Don Juan Carlos, que a sus 81 años, sigue teniendo una extraordinaria capacidad de recuperación, solo comparable a la de los deportistas de alta competición y los toreros. No obstante, Don Felipe recordó, tras visitarle, que la operación realizada a su padre «es una gran cirugía; no es cualquier cosa».

Los Reyes estuvieron más de hora y media visitando a Don Juan Carlos y, a la salida del hospital, Don Felipe relató que su padre «va evolucionando muy bien, dentro de lo correcto, lo adecuado y lo previsto». «Está todavía en UCI y hay que tener paciencia porque no se puede correr mucho. Es una gran cirugía; no es cualquier cosa», advirtió. Don Felipe también dijo que Don Juan Carlos «no pierde el humor», que había podido hablar con él, que estaba bien, «con las típicas molestias, pero evolucionando muy bien», y que no conocía cuándo abandonará la UCI, pero que creía que «será cuestión de horas».

Doña Letizia añadió que había visto a Don Juan Carlos «muy valiente, la verdad», que había podido hablar con él y que había pasado la noche «muy bien». Según Don Felipe, «a lo largo de la semana, cuando esté en planta, podrá recibir más visitas» porque ahora, en la UCI, «es complicado», y será entonces cuando acudan sus hijas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, a visitar a su abuelo. Preguntado sobre si Don Juan Carlos no se queja, respondió: «Él es poco de quejarse, ya sabéis».

Un parte médico positivo

Después de la larga operación de la víspera -que duró unas cinco horas-, Don Juan Carlos ya estaba ayer «despierto, con situación neurológica normal, respirando espontáneamente sin apoyo ventilatorio y con mínimo soporte vasoactivo», según el parte médico que leyó la doctora Lucía Alonso, directora gerente de Quirón. No obstante, los médicos prefirieron dejarle en la Unidad de Cuidados Intensivos «durante las próximas horas» para continuar con su control postoperatorio. Hoy, a las doce del mediodía, el hospital hará público un nuevo parte médico sobre la evolución de Don Juan Carlos y, si todo evoluciona como hasta ahora, es probable que le pasen a una habitación de planta. Será, a partir de ese momento, cuando pueda recibir la visita de sus nietos.

Quien estuvo gran parte del día en el hospital, pendiente de Don Juan Carlos, fue la Reina Doña Sofía, que llegó hacia la una de la tarde y se marchó pasadas las siete. Doña Sofía llegó «muy contenta» al centro sanitario, acompañada por su hermana, la Princesa Irene de Grecia, su prima Tatiana Radziwill y el marido de esta, el cardiólogo Jean Henri Fruchaud. La Reina se quedó a almorzar ayer también en la cafetería del hospital, habló con los médicos y demás personal sanitario y pasó a ver a Don Juan Carlos.

«No se le nota»

Ya por la tarde Don Felipe y Doña Letizia llegaron al hospital, donde aún se encontraba Doña Sofía. A la salida, la madre del Rey dijo que había encontrado «muy bien» a Don Juan Carlos, que le había visto «sentado en una silla», que «no se le nota» que le han operado, que incluso hizo «bromas» y que no sabe todavía cuándo podrá abandonar la UCI.

Los periodistas preguntaron a Doña Sofía cuándo acudirían sus hijas y sus nietos a visitar a Don Juan Carlos, a lo que respondió: «Poco a poco, irán viniendo». Preguntada sobre si va a acudir todos los días al hospital, Doña Sofía respondió que no sabía porque lo que ella no quería era molestar en el centro sanitario.