José Torres Stinga (a la derecha),una amenaza para el poder orgánico de CC en Lanzarote. - ACFI PRESS

Torres Stinga tensa la cuerda en CC

ARRECIFE Actualizado:

El alcalde de Haría, José Torres Stinga, llegó al último congreso de Coalición Canaria como presidente de la organización y con esperanzas de repetir en el cargo. No lo consiguió porque se impuso Claudina Morales. En el posterior congreso insular de Lanzarote tampoco pudo hacerse con el poder su candidato, Mario Pérez, que finalmente ni llegó a presentarse. En tan solo dos años, el poder de Torres Stinga en la organización ha caído en picado. Por eso, entre otras cosas, los nacionalistas optaron por aliarse con el PIL y el PP para una moción de censura en el Cabildo y no con el PSOE, como él proponía.

El verano pasado, Torres Stinga, sin embargo, aún no estaba solo dentro de la organización. Las alianzas con el PIL no fructificaron ni en Tías, ni en Yaiza ni en Arrecife, aunque el tiempo ha ido demostrando que los motivos eran distintos para cada municipio. El ente público que gestiona los Centros de Arte, Cultura y Turismo creados por César Manrique, paga un canon a los ayuntamientos de Tinajo, Yaiza y Haría porque esos centros están en terrenos de esos municipios. Lo que pasa es que hace tiempo que dejó de pagar. Cuando gobernaba el PSOE con el PIL en el Cabido ya no se pagaba ese canon porque los centros pasan por un mal momento económico.

Las quejas de Torres Stinga, sin embargo, comenzaron a llegar cuando su compañero de partido, Pedro San Ginés, llegó a la presidencia del Cabildo. Desde hace un año, el alcalde de Haría ha trasladado su lucha por el poder en CC a las instituciones. Primero ideó una campaña de protesta, con lazos amarillos colgados de la Casa Consistorial, una caravana de coches y una buena ración de declaraciones en los medios. Ahora que la deuda asciende a unos dos millones y supone «el caos para el Ayuntamiento», en palabras del alcalde, acaba de registrar un escrito en el Cabildo por el que le da diez días para desalojar la Cueva de los Verdes porque está en suelo municipal. Amenaza con el desahucio a partir del 1 de octubre.

El Cabildo va a hacer oídos sordos a esa petición, que se acabará resolviendo en los tribunales, si el alcalde sigue adelante. «Haría no va a dar marcha atrás», asegura. Por otra parte, si se exceptúa al alcalde, es difícil encontrar a alguien que se tome en serio el ultimátum. El alcalde también es el único que no reconoce que esta campaña tiene como trasfondo la lucha de poder en CC. En Coalición hay dirigentes que echan más leña al fuego que otros, pero ninguno tiene dudas de que la polémica es un pulso en CC llevado a las instituciones. Un destacado dirigente señala que, además, Torres Stinga se ha saltado el último de los acuerdos del Consejo Político Insular, que pasaba por no hablar de los próximos candidatos para las instituciones de la isla.

El alcalde de Haría se ha mostrado partidario de que sea Inés Rojas la candidata al Cabildo en lugar de Pedro San Ginés. Según este dirigente, Torres Stinga, con su actitud, está perdiendo los apoyos que tenía. La polémica puede pasar factura a CC si se alarga en el tiempo. Hay dirigentes que reclaman al presidente insular, Jesús Machín, un poco de mano dura, y otros que prefieren obviar la situación, pero llegará un momento en que la Ejecutiva insular deberá aceptar o no los candidatos a los ayuntamientos que propongan los comités locales y entre ellos estará Stinga.

En el pulso también se dirime la posible política de pactos de la coalición nacionalista para después de mayo de 2011. Con Machín y San Ginés al frente del partido, un acuerdo con los socialistas parece impensable, mientras que con Torres Stinga, el pacto con el PIL es inviable. En un partido acostumbrado a no cerrarse ninguna puerta, ya no extraña la postura de los dirigentes de fuera de la isla. Paulino Rivero no opina y Claudina Morales, lo único que alcanza a decir es que «lo deseable es que fructifique el diálogo y prevalezca el sentido común para que haya una salida que beneficie a todos».