El tráfico de armas en los puertos de Canarias en la época de Gadafi

Antonio Cubillo era el abogado ante intermediarios internacionales de la pesquera Lispafish. Se cumplen 50 años de la llegada al poder del dictador libio

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El dictador Muamar Muhamad Ell Gadafi estaba obsesionado con las Canarias y financió movimientos separatistas a través de la pesca en el puerto de Las Palmas. Así lo detallaba ABC en 1987.

Gadafi tenía una empresa colocada en las islas con empleados coreanos y libios. Manejaba un alto nivel de contacto empresarial con empresas de las islas en la lògica del movimiento de mercancías. Cuando se destapó la tapadera, los libios fueron expulsados.

Este 2019 se cumplen 50 años de la llegada al poder en Libia tras el reinado de Idris I. Un mes antes de su fallecimiento en agosto de 2011, dijo en un discurso a 80 kilómetros de Trípoli: «Canarias tiene que ser liberada porque es una tierra árabe».

En el año 2000, un hijo suyo quiso hasta comprar la gestión de la Unión Deportiva Las Palmas cuando vino a Las Palmas a entrenarse la selección nacional libia de fútbol.

En diciembre de 2005 recibió a una delegación norteafricana de intelectuales, entre los que había un canario. Al saludar al procedente de Canarias dijo: «balamazigip». Que en bereber sería una señal de respeto. Con este isleño tuvo una larga conversación sorprendió a los presentes. Por el alto grado de conocimiento que tenía Gadafi de Canarias. Todo tipo de detalles. Duró 20 minutos y solamente hablando de las islas.

El dinero se sacaba desde una sucursal del Banco Atlántico y se entregaba en mano en el Hotel Cristina

El cuelgue del dictador era tal que afirmaba cosas como que el Polisario, que en las islas ocupan recuerdos como los del ametrallamiento de barcos artesanales de las islas en el Sáhara, y los nacionalistas de Cubillo, fundador del Congreso Nacional de Canarias, «constituyan un partido político unificado». Afirmaba: «el Sahara y las islas Canarias forman parte de una misma zona geográfica. Deberían unir sus fuerzas para vencer al imperialismo español y fusionarse en un único y auténtico Estado».

Desde que llegó al poder el sanguinario dictador estableció contactos con el separatismo de Antonio Cubillo, el fundador el grupo terrorista que sembró el terror en las islas y en las terminales europeas de operadores turísticos. Eran ataques contra intereses de empresas peninsulares y de países que mandaban turistas a las islas. Pero todo en el archipiélago se camuflaba con la pesca.