El presidente de Canarias y su camino empedrado al infierno judicial por las buenas intenciones

Toda la agenda del Fernando Clavijo, marcada por su imputación en un tribunal de Tenerife. El «número dos» de su gabinete, objetivo de críticas de sectores empresariales de Tenerife. El jefe del gobierno canario sentencia: «una cosa son los indicios y otra la realidad»

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El presidente del Gobierno de Canarias, territorio con un PIB de 44.000 millones de euros, Fernando Clavijo, enfila terminar el mes de abril con la agenda puesta en pedir el voto a Coalición Canaria (CC) para las elecciones generales del día 28.

A partir de ahí, tiene tres calendarios en mayo: el judicial por el «caso Grúas», el institucional como jefe autonómico de gobierno y la campaña electoral para intentar renovar la presidencia regional. Clavijo cogió el mando económico de las islas en junio de 2015 con 336.000 desempleados EPA y lo habría ubicado en marzo de 2019 por debajo de los 228.200 desempleados.

«El camino al infierno está empedrado con buenas intenciones». Esta frase se atribuye inicialmente al patrón de los periodistas, San Francisco de Sales, en sus «Cartas» y se encuentra en el capítulo 74. Exactamente dice: «el infierno está lleno de buenas voluntades o deseos». Fue en una misiva al francés San Bernardo de Claraval (Francia) en el año 1091.

Clavijo será presidente en funciones con una campaña marcada sobre su futuro por el «caso Grúas»: salvó una empresa de la quiebra con un rescate del servicio cuando era alcalde de La Laguna. Las autoridades judiciales sostienen que esto contravienen la norma, es decir, que no debió articular ningún vehículo legal para salvar a nadie. Que las buenas intenciones no tienen lógica en los procedimientos de licitaciones públicas.

Cada vez que Clavijo asiste a un acto de campaña tiene que responder a preguntas de los protegidos por San Francisco de Sales sobre su agenda judicial y no por la fórmula para bajar el paro. A todo ello, será candidato regional por la lista regional al denominado Parlamento de Canarias. Eso implica una mayor exposición y dar respuestas sobre su agenda en los juzgados en todo el archipiélago.

Este fin de semana, en un acto de campaña de CC, dijo ante los periodistas estar convencido de que su declaración como investigado ante la jueza que instruye el «caso Grúas» permitirá «ratificar que se trató de un expediente de éxito».

En 2018 la patronal tinerfeña Fepeco decia: «Hay un regionalismo amarillo y absorbente de Gran Canaria»

El partido con el que se presenta Clavijo a las elecciones autonómicas tiene desde este mes de abril a un exalcalde y senador autonómico en un centro penitetenciario por hacer negocios lesivos para el interés general con al expresidente de la patronal de la construcción de Tenerife, Fepeco, y el expresidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, que fue en su época fundador del PP de Tenerife.

Sus abogados han pedido declarar lo antes posible. «Se ratificará que el expediente fue un expediente de éxito, muy bien montado por los funcionarios, que no solo evitó al Ayuntamiento pagar recursos económicos y quedarse con el personal, sino que, además, se garantizó la prestación del servicio y cobramos el tipo de interés legal», afirma.

Presión

El nuevo fiscal superior de Canarias, Luis del Río, en una entrevista que este sábado publica «Canarias 7», afirma que «no le consta que haya existido» un informe de la Fiscalía Superior de Canarias que le librara a él de responsabilidad penal en este caso y donde dice respetar la decisión adoptada por otros compañeros de que esta causa la haya asumido la Fiscalía Anticorrupción, que ha detectado indicios para abrir una investigación.

A juicio del presidente de Canarias, «qué va a decir si la Fiscalía tiene un orden jerárquico», ha manifestado sobre las palabras de Luis del Río Clavijo, quien ha agregado: «imagino que entonces se habrá estudiado en profundidad el asunto». El presidente canario ha recalcado que «una cosa son los indicios y otra la realidad», al tiempo que ha estimado que «a lo mejor, Del Río tendría que decirnos también si ha analizado esos cambios de criterio» que ha mantenido la Fiscalía sobre este procedimiento.