Naima Salhi el 8 de Marz de 2018
Naima Salhi el 8 de Marz de 2018 - ABC

Una líder islamista dice que los subsaharianos «traen» a la UE «brujería» y magia negra

La Policía desactiva una red prostitución de nigerianas que eran sometidas a través de rituales de vudú

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Se llama Naima Salhi y es la líder de un partido islamista en Argelia. Este verano se ha despachado contra la presencia de subsaharianos que emigran a la UE. La líder de Partido de Equidad y Proclamación (PEP), ha atacado a migrantes de países del África subsahariana a los que acusó de «propagar enfermedades» y la «brujería».

La Policía ha liberado esta semana a tres mujeres nigerianas obligadas a prostituirse en el polígono Marconi en Madrid y ha detenido a cuatro personas, tres en la capital española y una en Reino Unido. Las víctimas eran captadas a través de parientes cercanos en su país de origen y cuando llegaban a territorio español eran obligadas a ejercer la prostitución en jornadas diarias de doce horas, sometidas a través de rituales de vudú.

Naima Salhi, en la cadena El Bilad, han sido: «Antes, éramos un país de tránsito, a través del cual estos africanos pasaron para llegar a Europa, pero ahora nos hemos convertido en un país de residencia, y estos africanos traen consigo enfermedades y brujería»".

En Senegal o Mauritania, que acoge a un campo de refugiados de la ONU procendente de Mali con más de 50.000 usuarios y donde la esclavitdud está permitida pero no autorizada, las palabras de Salhi tienen algunas consideraciones.

«Un país que arroja inmigrantes negros al desierto sin agua ni comida. Si vas al Líbano para ver cómo viven los buenos africanos, peor que las cucarachas. La única solución es la reciprocidad mecánica», afirma en un diario mauritano un usuario senegalés.

El PEP es un partido islamopopulista liderado por Laghalimi Naima Salhi. Con 50 años y madre de cinco hijas, a esta graduda en «ciencias islámicas» le cerraron su cuenta en Facebook por presiones «del lobby sionista y el Mossad israelí», según ella.

La dirigente populista norteafricana es dueña de frases como: «El hombre necesita más de una mujer» o «soy una mujer extremadamente sumisa a mi esposo».

Salhi es integrante de la dirección ejecutiva en Suecia de la «Organización Internacional para la Paz con Alivio y Derechos Humanos.» En 2017, lideró una campaña en las redes sociales llamada «No a los africanos en Argelia» para «llimpiar las ciudades argelinas» de africanos. Argelia ha pedido el ingreso de la Cedeao, que es el mercado común africano.