Imagen de la Audiencia de Valencia
Imagen de la Audiencia de Valencia - ABC
Sucesos

Condenadas por prostituir a tres mujeres nigerianas y amenazarlas con vudú

Las víctimas llegaban a España desde su país de origen con la promesa de que podrían realizar estudios o trabajar en el país

VALENCIAActualizado:

Las traían a España con la promesa de que encontrarían un futuro en el país. Nada más lejos de la realidad. La Audiencia de Valencia ha condenado a cinco mujeres a penas de entre cuatro y veintidós años de cárcel por diversos delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, al obligar a tres mujeres nigerianas a prostituirse y amenazarlas con hacer rituales de vudú contra ellas y sus familias si no pagaban unas cantidades de dinero establecidas.

Según la sentencia de la Audiencia Provincial hecha pública por el Tribunal Superior de Justicia de la Comuniat Valenciana (TSJCV), las condenadas deberán además pagar multas por importe de 15.000 euros e indemnizaciones de hasta 50.000 euros a cada una de las mujeres obligadas a prostituirse.

Las condenas más significativas son una de veintidós años y tres meses de cárcel impuesta a una de las procesadas, con una multa de 4.200 euros e indemnizaciones de 50.000 y 20.000 y 5.000 euros a tres mujeres obligadas a prostituirse; y otra de diez años y una indemnización de 5.000 euros a una de ellas.

Estas dos condenadas eran las encargadas de traer a las mujeres nigerianas a España desde su país de origen con la promesa de que podrían realizar estudios o trabajar aquí -sin especificar qué tipo de empleos-, y una vez aquí las obligaban a trabajar en la prostitución para pagar "deudas", con amenazas de hacerles rituales de vudú si no cumplían.

Estas amenazas se extendían tanto a sus familias en Nigeria si no pagaban los gastos del viaje y los traslados, como a ellas en España, si no abonaban la deuda de la forma que se les indicaba o si avisaban a la policía.

Las otras tres procesadas, dos condenadas a seis años de cárcel y una a cuatro, eran a las que regentaban las "casas de citas" de València y Alzira donde las mujeres nigerianas eran obligadas a prostituirse.

Además, estas condenadas tendrán que indemnizar con 10.000 euros a cada una de las nigerianas y abonar una multa de 3.600 euros por persona.

Las costas procesales las pagarán en partes proporcionales entre las cinco condenadas.