El Hospital público«Ernest Lluch» de Calatayud atiende a esta comarca y a las vecinas de Daroca, Aranda y parte de Valdejalón
El Hospital público«Ernest Lluch» de Calatayud atiende a esta comarca y a las vecinas de Daroca, Aranda y parte de Valdejalón - Fabián Simón
Sanidad

Casi 700.000 euros para reformar el bloque quirúrgico del Hospital de Calatayud

Las obras obligan a reorganizar el servicio de intervenciones y se derivarán pacientes a ser operados en Zaragoza

ZaragozaActualizado:

El bloque quirúrgico del Hospital de Calatayud va a permanecer cerrado durante tres meses seguidos. Es el tiempo que durarán las obras de reforma parcial de estas instalaciones, en las que la Consejería de Sanidad del Gobierno aragonés va a invertir casi 700.000 euros en total -las obras se adjudicaron por 577.355 euros, más IVA-. Durante esos tres meses, este hospital va a tener que reorganizar su servicio quirúrgico, habrá incluso un quirófano móvil para atender situaciones de emergencia y se ha previsto también la derivación de pacientes para ser operados en otros hospitales de Zaragoza capital.

Desde la Consejería de Sanidad han indicado que las obras arrancarán el próximo lunes, 22 de junio, y se centrarán en la zona de la segunda planta del hospital que concentra el bloque compuesto por cuatro quirófanos, una sala de yesos y espcios complementarios. La reforma mejorará el sistema de climatización -se sustituirán los filtros-, lo que «mejorará notablemente las condiciones de seguridad de los quirófanos frente a posibles contaminaciones ambientales», según las mismas fuentes. También se sustituirán las redes de tuberías y se renovarán las luminarias.

Mientras duren las obras, la actividad quirúrgica del hospital se verá limitada. Se contará con un quirófano, y de forma complementaria se va a equipar como sala quirúrgica un paritorio situado en la primera planta del hospital. «El quirófano se va a dedicar en turno rotatorio a la realización de intervenciones programadas de Cirugía, Traumatología, Ginecología y Urología», según han indicado desde la Consejería de Sanidad. «Gracias a ellos se continuará operando a los pacientes que no puedan o deban ser derivados a otro centro, buscando en lo posible el menor impacto en la población».

La segunda sala quirúrgica se reservará para la atención de posibles urgencias quirúrgicas que puedan surgir. Y el hospital contará con el apoyo de un quirófano móvil, «por si hiciera falta alguna estabilización de pacientes críticos quirúrgicos de manera excepcional».

En cualquier caso, dado que la capacidad quirúrgica se va a ver reducida mientras duren las obras, los pacientes de Oftalmología que precisen ser operados serán derivados a la Unidad de Cataratas del Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza, mientras que los pacientes de Otorrino que necesiten ser intervenidos lo harán en el Hospital Clínico por la misma profesional que los atiende en Calatayud, gracias a la colaboración entre ambos servicios. Por último, también se ha establecido un circuito de derivación de posibles urgencias al Clínico, como hospital de referencia, en el que colaboran los servicios de ambos centros.

Desde el Gobierno aragonés han destacado que el de Calatayud es el hospital público aragonés con mejores datos de lista de espera en Aragón. En la actualidad, la demora media de los pacientes que están pendientes de una intervención quirúrgica en el hospital de bilbilitano es de 65,9 días; 31,6 días menor que la media de Aragón.