Aído se garantiza en la ONU un sueldo de 100.000 euros anuales
Bibiana Aído - DE SAN BERNARDO

Aído se garantiza en la ONU un sueldo de 100.000 euros anuales

El puesto de la exministra es de los de menor nivel, pese a que España es el principal donante a ONU Mujeres, con 33 millones en los últimos dos años

LUIS AYLLÓN
MADRID Actualizado:

Colocar a Bibiana Aído en la ONU no ha sido gratis, como ya se informó en ABC. En los últimos cinco años, España ha comprometido con Naciones Unidas casi 225 millones de euros para programas relacionados con la mujer y la igualdad de género. Y si bien en los dos últimos ejercicios, debido a la crisis, no está aportando todo lo que había anunciado, las cantidades son aún muy elevadas y sigue siendo el principal donante. Gracias a ello y a la promesa de continuar financiado los programas, ha logrado un puesto para la ex ministra y hoy secretaria de Estado de Igualdad como asesora en ONU-Mujeres, el organismo que preside Michelle Bachelet.

Aunque en el Ministerio de Exteriores existe el rumor de que el Gobierno hará un esfuerzo añadido de entorno a los 230.000 dólares por la contratación de Aído, el dato no ha podido ser confirmado. Lo que sí se sabe es que Bibiana Aído tendrá el sueldo correspondiente a la categoría de los cargos llamados P-5, y oscilará entre los 11.000 y los 15.000 dólares mensuales (es decir, entre 7.500 y 10.300 euros), a lo que hay que añadir varios complementos. Algunas estimaciones sitúan su sueldo por un año en unos 100.000 euros.

Su sueldo por año rondará los 100.000 euros, al ser hasta 10.300 por mes

En cualquier caso, el puesto de Aído como asesora ejecutiva en ONU Mujeres es el único que puede esgrimir el Gobierno español, después de haberse convertido en el principal donante a Naciones Unidas para las políticas que buscan aumentar la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder.

Cinco años de aportaciones

En 2006, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, decidido a convertirse en el adalid de las revindicaciones del sexo femenino y en el gran promotor de la igualdad de genero, consideró que podía dedicar una importante cantidad de los fondos del Estado a hacer realidad sus planes. Ese año comenzó sus aportaciones a Unifem, el Fondo de Naciones Unidas para la Mujer existente entonces. Fueron 8,16 millones de euros, a los que añadieron, en 2007, otros 10,60 millones. Unas cantidades nada despreciables, pero pequeñas si se comparan con las que generosamente comprometió a partir de 2008, pese a que los efectos de la crisis ya comenzaban a notarse en España, como en otras partes del mundo. Nada menos que 74,07 millones de euros fueron puestos a disposición del secretario general de la ONU, Ban Ki-oon, un argumento de peso para que, en abril de ese año, nombrara directora ejecutiva de Unifem a la española Inés Alberdi, ex candidata del PSOE en las autonómicas, hermana de la ex ministra Cristina Alberdi y esposa del Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Generosidad

Con Alberdi en el cargo, el Gobierno español mantuvo la generosidad en las dádivas y en 2009, aportó otros 32,11 millones de euros. No contento con eso, y ante la perspectiva de la creación de ONU-Mujeres, una nueva agencia que englobaría Unifem y otros tres fondos y organismos que en Naciones Unidas se dedicaban a asuntos relacionados con la promoción de las mujeres, España suscribió en 2010 un acuerdo por el que se compromete a aportar hasta 2012, un total de 99,5 millones de euros.

El Gobierno, sin embargo, no está haciendo frente a ese compromiso, ya que debería haber entregado en 2010 un total de 33 millones de euros y se limitó a aportar 22 millones de dólares (algo más de 15 millones de euros). De igual modo, la previsión de aportaciones en 2011 es de 25,4 millones de dólares (unos 17,5 millones de euros).

España firmó en 2010 un acuerdo para aportar casi 100 millones de euros hasta 2012

Se trata, en cualquier caso de cantidades elevadas, muy por encima de las aportaciones hechas por otros países. El segundo donante, después de España, por ejemplo, es Noruega, con 15 millones de dólares y otros grandes países están también muy alejados, Por ejemplo, Estados Unidos, 6 millones; Japón, menos de medio millón; y Francia, 284.000 dólares.

Puesto que el total de las aportaciones comprometidas es de 103 millones de dólares, nuestro país contribuye con la cuarta parte.

Beneficio para Chile

Pese a esa generosidad, cuando se designó a la primera directora ejecutiva de ONU Mujeres, no se pensó en una española, sino en la ex presidenta chilena, Michelle Bachelet, cuyo país ha contribuido en los dos últimos años con un total de 26.000 dólares, que viene a ser, más o menos, un par de sueldos de los que cobrará Bibiana Aído, pero que queda muy lejos de las cifras españolas.

Tras el nombramiento de Bachelet, Inés Alberdi abandonó el cargo en febrero de este año y, desde entonces, España ha tratado de hacerse con alguno de los puestos en el organismo.