Álvaro Pérez, «el Bigotes», durante su declaración en un juicio - EFE

Trama Gürtel«El Bigotes», sobre Gürtel: «Parece que me he cepillado las Torres Gemelas»

El empresario Álvaro Pérez es considerado el número tres de la trama de corrupción

MadridActualizado:

El empresario Álvaro Pérez, alias «el Bigotes», ha cuestionado este miércoles las altas penas que le solicita la Fiscalía por los amaños de la trama de corrupción Gürtel con la visita del Papa a Valencia en 2006. «Es de locos: parece que me he cepillado a las Torres Gemelas», ha reflexionado en voz alta ante los medios «el Bigotes», para quien el Ministerio Público pide 37 años de prisión por dicha pieza.

«A ver si los tertulianos que lo saben todo me contestan. ¿Cómo es posible que a mí me piden los años que me piden por esto del Papa?», ha preguntado Pérez, en comparación con la pena de solo dos años de cárcel para los seis Mossos d'Esquadra que mataron al empresario Juan Andrés Benítez en la calle en octubre de 2013. En el juicio, la Fiscalía alcanzó un acuerdo con las defensas de los agentes, quienes evitan con ello ir a prisión, al ser una condena no superior a dos años.

«Seis tíos que se juntan matan a un tío a patadas, se lo cepillan y les cae un añito y medio, cojonudamente bien, y les guardan el puesto de trabajo», ha criticado el acusado por la trama Gürtel sobre este caso. «A ver si algún tertuliano me contesta para poder explicárselo a mi hijo de quince años», ha continuado el empresario, quien también ha asegurado que «ni el Ejército ni la UDEF ni la UCO ni nadie han conseguido demostrar que me haya llevado un puto euro jamás».

Según la instrucción del juez José de la Mata, la trama Gürtel y los funcionarios de la Comunidad Valenciana acusados amañaron los contratos de las pantallas y la megafonía para la vista del Papa. Por ello el magistrado ha abierto juicio oral contra 23 personas y 13 empresas implicadas en los hechos, entre ellos otras piezas de la red Gürtel como el cabecilla Francisco Correa o el número dos Pablo Crespo.

Los delitos que atribuyen a los acusados de la trama solo por los amaños relativos a la visita del Papa son de asociación ilícita, delito continuado de prevaricación, malversación continuada de caudales públicos, fraude a las administraciones públicas, continuado de falsedad documental cometido por funcionario, continuado de falsedad en documento mercantil, cinco contra la Hacienda Pública, continuado de blanqueo de capitales y continuado de cohecho.

Antes de la llegada de «el Bigotes» acudió a la Audiencia Nacional Crespo, quien recriminó al tribunal la lentitud en llevarles a juicio. «Están dividiéndolo en piezas separadas, a ver si nos morimos por el camino para no llegar a juicio plagados de falsedades», ha expresado el que fuera político del Partido Popular de Galicia. Las investigaciones a las actividades de la trama Gürtel ocupan más de diez piezas.