El Supremo avala la suspensión de Puigdemont y cinco diputados

La suspensión es una consecuencia «automática» por la firmeza del procesamiento por rebelión de los investigados

MadridActualizado:

El Tribunal Supremo ha avalado la suspensión como cargos públicos de Carles Puigdemont y otros cinco diputados catalanes procesados por rebelión en la causa contra el «procés». La Sala Penal ha confirmado la decisión del juez investigador, Pablo Llarena, y ha rechazado los recursos de los afectados.

En el auto, los magistrados explican que la suspensión es una consecuencia «automática» por la firmeza del procesamiento por rebelión de los investigados contra los que se decretó la prisión preventiva. Afecta así a Puigdemont, que se encuentra fugado en Bruselas, y los diputados catalanes encarcelados Oriol Junqueras, Raul Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez.

«No es fruto de una decisión discrecional (del juez Llarena) pues está prevista en la ley», argumentan los tres magistrados de la Sala de Apelación, encargados de revisar los pasos de la instrucción. La suspensión se recoge en el artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la norma que regula el proceso penal. Según el recurso de los líderes secesionistas, esta medida solo debería afectar a los encausados que actuaron dentro de bandas armadas o terroristas, una tesis rebatida por la Sala Penal.

La Sala Penal avala la proporcionalidad de la medida y recuerda que los líderes del «procés» buscaron «alterar los límites territoriales, no solo de España, sino de la Unión Europea, con el auxilio de previsibles actos de violencia». La causa por rebelión encara su recta final, y se encamina a la preparación del juicio oral. Llarena comunicó la suspensión al Parlamento catalán e informó de que los procesados podían ser sustituidos por diputados de su grupo.