El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez - Reuters / Vídeo: Pedro Sánchez propondrá un referéndum en Cataluña por el «autogobierno»

Sánchez insiste en un referéndum para votar un nuevo Estatut en Cataluña

«Lo que está en juego no es la independencia, es la convivencia», asegura el presidente del Gobierno, que elude responder a si se ha comprometido a no aplicar el 155»

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, abre el curso muy pendiente de la temperatura política en Cataluña, donde el independentismo calienta ya motores para reeditar su desafío y la Generalitat insinúa que abrirá las cárceles catalanas si se condena a los políticos procesados por rebelión. El jefe del Ejecutivo insiste en que Cataluña necesita un nuevo acuerdo entre catalanes y propone la celebración de un referéndum de otro Estatut para «refortalecer» la autonomía catalana, pero desterrando la autodeterminación.

«Lo que está en juego no es la independencia, es la convivencia», ha asegurado Sánchez en una entrevista en la Ser, donde ha evitado responder a si se ha comprometido a no aplicar el 155 con sus socios independentistas, que le apoyaron en la moción de censura para llegar al poder. Consciente de que sus 84 diputados no son suficientes para aguantar la legislatura en solitario, Sánchez ha demandado «corresponsabilidad» a los grupos nacionalistas.

El presidente ha llamado a «trascender» la política de «bloques» entre separatistas y constitucionalistas y ha expresado su preocupación por el incremento de la tensión en las calles a cuenta de la invasión de símbolos independentistas. Ha recordado Sánchez que los lazos amarillos serán objeto de análisis en la reunión de la Junta de Seguridad que mantendrá el ministro del Interior con la Generalitat el jueves en Barcelona. El Consejo de Ministros se celebrará en la Ciudad Condal entre octubre y noviembre, y se trasladará a Andalucía también antes de final de año.

«Retórica inflamada» de Torra

El Govern «tiene que abrir un diálogo con la otra parte de Cataluña» y poner «punto final a esa dinámica de catalanes contra catalanes», ha destacado Sánchez, convencido de que la «solución» al conflicto social y político llegará a «medio plazo», para lo cual se debe cultivar el diálogo y recuperar la lealtad y confianza intersinstitucional. Por más «retórica inflamada» que utilice el President, Quim Torra, el Gobierno no abandonará la mesa de las comisiones bilaterales con Cataluña, ha afirmado.

«Con independencia de lo que diga el presidente de la Generalitat, el Gobierno de España no se levantará de la mesa de las comisiones bilaterales», ha reafirmado. Sobre el 155 ha reseñado que se trata de «un artículo constitucional, político» y «un instrumento perfectamente constitucional, legítimo para volver a reubicar a Cataluña en el Estatuto, en la legalidad y la Constitución». En todo caso, ha precisado, no está ahora en debate: «No se ha producido más allá de una retórica inflamada de los independentistas».