De izq. a dch., números uno por Toledo (Girauta), Almería (Villegas), Madrid (Rivera) y Barcelona (Arrimadas)
De izq. a dch., números uno por Toledo (Girauta), Almería (Villegas), Madrid (Rivera) y Barcelona (Arrimadas) - EFE
Las listas electorales: Ciudadanos

Rivera reparte los números uno para el 28-A entre sus rostros más mediáticos

El partido liberal se juega todo a una carta en las generales para tratar de entrar en el gobierno

MadridActualizado:

El pasado 23 de febrero Inés Arrimadas, líder de la oposición en Cataluña y ganadora de las últimas elecciones autonómicas, anunció que dejará el Parlamento regional para presentarse como número uno por Barcelona a las elecciones generales del próximo 28 de abril. Este movimiento, que previsiblemente terminará con la jerezana ocupando un escaño en el Congreso de los Diputados la próxima legislatura, es una declaración de intenciones en toda regla del partido liberal. Ciudadanos ha echado el resto en estos comicios y ha decidido poner en juego todos sus ases con la mente puesta en entrar, por primera vez, en el gobierno de España.

Hoy se conocerán los resultados de las primarias internas por las que deben pasar los candidatos en las circunscripciones con al menos cuatrocientos afiliados. Aunque el resto de las listas las completa el Comité Ejecutivo, ya se sabe que Fernando de Páramo y José María Espejo-Saavedra buscarán también dar el salto a Madrid junto a la presidenta de su grupo parlamentario en el Parlamento de Cataluña.

El efecto Arrimadas en Barcelona, única capaz de ganar al nacionalismo en unas elecciones autonómicas en Cataluña, ha dejado libres para conquistar nuevos escenarios al secretario general del partido, José Manuel Villegas, y al portavoz de Cs en el Congreso, Juan Carlos Girauta. Villegas irá como número uno de Almería, circunscripción en la que Cs quedó tercera en las últimas generales y cuarta, por detrás de Vox, en los comicios andaluces del 2-D de 2018. Por su parte, Girauta, que recientemente trasladó su domicilio a Toledo, intentará arañar un escaño en esta circunscripción, donde Cs se quedó sin representación en las elecciones del 26-J de 2016, perdiendo el diputado que obtuvo allí el 20-D de 2015.

Otras figuras que han ganado protagonismo con el tiempo también partirán desde el primer puesto de salida. Es el caso de Fran Hervías, secretario de Organización, que encabezará la candidatura de Cs para obtener escaño por Granada; o de Melisa Rodríguez, portavoz adjunta en la Cámara Baja, en Santa Cruz de Tenerife.

Fichaje de independientes

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, será el número uno del partido por Madrid, aunque se desconoce aún quiénes le acompañarán en la lista de la circunscripción capitalina. Dentro de la estrategia trazada por el líder liberal está la de «fichar» independientes, tanto de la sociedad civil, como políticos provenientes de otros partidos. Rivera defiende que su formación atrae de forma continua «talento», y lo enmarca en uno de sus ejes de campaña: reivindicarse como una formación de centro que permita superar «cuarenta años de bipartidismo».

Entre los independientes que concurrirán como cabezas de lista de Cs por alguna circunscripción destacan: el exsocialista Joan Mesquida (Baleares), la empresaria María del Carmen Martínez (Cádiz), la economista María Muñoz (Valencia) o la secretaria general de la Asociación de Trabajadores Autónomos, Soraya Mayo (Valladolid).

El caso de esta última es significativo ya que sustituirá en el Congreso a Francisco Igea, miembro de la Ejecutiva que conocerá hoy si supera a Silvia Clemente, ex del PP y apuesta de Rivera para la Presidencia de la Junta de Castilla y León, en las únicas primarias que se prevén disputadas en la formación. Clemente ha recibido apoyo explícito de Villegas, Girauta o Miguel Gutiérrez, pero Igea también ha cosechado respaldos significativos, como el del candidato al Parlamento Europeo por Cs, Luis Garicano, o los diputados Toni Roldán y Francisco de la Torre.

Además de Igea, toman el rumbo contrario Félix Álvarez y Toni Cantó, que abandonarán el Congreso para pelear respectivamente por hacerse con el ejecutivo regional de Cantabria y de la Comunidad Valenciana. El cóctel de Arrimadas, los movimientos de Villegas y de Girauta, y la incorporación de independientes pretenden situar a Cs en un nivel superior que les permita superar al PP en votos y presentarse como alternativa a una reedición del Gobierno de Pedro Sánchez con el apoyo de Podemos, nacionalistas vascos e independentistas catalanes.