Carles Puigdemont y sus exconsejeros se han entregado esta mañana en una comisaría de Bruselas - EFE

Puigdemont y sus exconsejeros se entregan a la Justicia belga

Comparecerán esta tarde ante un juez de instrucción, que tendrá 24 horas para tomar una decisión

BRUSELASActualizado:

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los cuatro exconsejeros que continúan en Bélgica se han presentado voluntariamente ante la sede de la Policía federal en Bruselas y han sido «privados de libertad a las 09.17 horas», según ha informado en una rueda de prensa el portavoz de la Fiscalía de Bruselas, Gilles Dejemeppe.

«Hemos tenido contactos regulares con los abogados de estas cinco personas y se ha acordado una cita esta mañana en la comisaría de la Policía federal en la calle Royal. Han llegado los cinco acompañados por sus abogados y se les ha notificado que eran privados de libertad», ha explicado Dejemeppe. De esta comisaría, próxima al Palacio de Justicia y a la Fiscalía local y federal, los cinco arrestados han sido trasladados después a la Fiscalía en furgón policial, según ha indicado el portavoz del Ministerio Público, que ha dicho desconocer si iban esposados, pero ha advertido de que no suele ser el caso cuando las personas no suponen un riesgo para los agentes que les acompañan.

La decisión del juez

La ley belga establece que el juez de instrucción debe decidir, en un plazo de 24 horas a partir del arresto, sobre los pasos a seguir; esto es, si acepta tramitar la euroorden y si los acusados deben continuar en prisión o son puestos en libertad bajo condiciones, lo que implica que será «el lunes a las 09.17 horas a más tardar».

Puigdemont y los cuatro exconsellers que le acompañan –Meritxell Serret, Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsantí– esperan a que un juez sea designadopara prestar declaración ante él «a lo largo de la tarde». Entonces, declararán sucesivamente, en sesiones a puerta cerrada en las que solo estarán acompañados por su letrado y por un traductor. Se espera que el juez termine de interrogarles a última hora de la tarde o primera de la noche, ha indicado la Fiscalía.

El juez de instrucción deberá pronunciarse sobre si las órdenes europeas de detención y entrega cursadas por España se ajustan a derecho, si hay alguna causa inmediata de rechazo y si procede decretar prisión para los acusados o libertad condicional sujeta a medidas para evitar su huida o a fianza. Así, el juez «sólo se pronunciará sobre la libertad» de Puigdemont y los exconsejeros, ya que el «fondo» de las euroórdenes debe ser examinado por la Cámara del Consejo (Tribunal de primera instancia), ha avisado el portavoz.

Plazos a cumplir

La Cámara del Consejo tiene 15 días para tomar una decisión. Las partes podrán recurrir la decisión primero ante la Corte de Apelación, que tendrá también 15 días para pronunciarse, y, en última instancia, ante la Corte de Casación, que cuenta con el mismo plazo para tomar la decisión definitiva. La euroorden establece un plazo máximo de 60 días para resolver los procesos de extradición entre dos Estados miembros, un periodo que podría ser ampliado otros 30 días, hasta los 90, en casos excepcionales.