Reunión entre Pablo Casado y Mariano Rajoy - ABC | Vídeo: Así es la agenda de Casado en su primera semana como presidente del PP EP

Los primeros pasos de Casado: reuniones con Rajoy y Santamaría y primera cumbre del PP en Barcelona

El nuevo presidente popular anunciará los miembros de su dirección en el Comité Ejecutivo Nacional, previsto para el jueves

MadridActualizado:

El presidente del PP, Pablo Casado, ha anunciado este lunes que sus primeros planes en su nuevo cargo son reunirse con su antecesor y expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, un encuentro que ha tenido lugar esta mañana; mantener el miércoles un encuentro con su rival Soraya Sáenz de Santamaría; y convocar probablemente el jueves el primer Comité Ejecutivo Nacional de su mandato, que tendrá lugar en Barcelona. Así lo ha asegurado en una entrevista en la Cope, en la que ha señalado que asume su cargo con la intención de «reilusionar a los votantes del PP», tras un mes en el que su partido ha estado, a su juicio, «en funciones». «No hay tiempo que perder», ha manifestado.

Con el objetivo de abordar este objetivo cuanto antes, Casado se ha reunido esta misma mañana con el expresidente del PP Mariano Rajoy. «He querido reunirme con el presidente Rajoy porque estamos orgullosos de nuestro pasado y queremos seguir contando con él», ha dicho Casado. Fuentes del PP han explicado a EFE que la reunión ha durado hora y media, y ha sido «cordial y llena de respeto».

Casado, han añadido, ha querido utilizar por primera vez el despacho de presidente del partido para su reunión con Rajoy, que además ha sido la primera persona a la que ha recibido como líder de la formación. En el encuentro, Casado ha informado a Rajoy de que el primer comité ejecutivo nacional del partido en esta nueva etapa se celebrará el jueves en Barcelona para dar un «mensaje inequívoco» de la importancia que el PP da a Cataluña y subrayar su respaldo al partido en esa comunidad.

También le ha explicado a su antecesor que estará el sábado en Andalucía en un acto de apoyo al partido ante las próximas elecciones autonómicas. Casado y Rajoy, según las mismas fuentes, han hablado de muchas otras cuestiones como sus interlocutores políticos y las agendas parlamentaria e internacional . Tras la reunión, el nuevo líder del PP ha recorrido la del partido planta por planta para saludar a todos los trabajadores.

Reunión con Santamaría

Tras esta reunión, el nuevo líder del PP se trasladará a Santiago de Compostela para asistir en la catedral al funeral por el primer presidente autonómico de Galicia, Gerardo Fernández Albor. Casado convocará a finales de semana el primer Comité Nacional, en el que anunciará los miembros de su dirección. Pero antes de ese Comité Nacional, previsto para el jueves, Casado se reunirá previsiblemente el miércoles con Sáenz de Santamaría, para abordar la integración de su equipo en la dirección, tal y como garantizó durante el congreso de este fin de semana.

De hecho, Casado ha asegurado que todavía no ha decidido quién va a ser su secretario o secretaria general, y que no lo hará hasta hablar con la exvicepresidenta del Gobierno. «Aún no está decidido porque quiero hablar antes con Soraya Sáenz de Santamaría para ver la disposición de su equipo para integrarse en este proyecto que quiero que sea de todos», ha enfatizado. «El jueves lo conoceremos», ha insistido.

En cualquier caso, los organigramas y las nomenclaturas típicas del partido «ya no son tan importantes». Y lo importante es que haya «un discurso claro y nítido para que la gente te siga», ha declarado. Respecto a Cataluña, en otra entrevista en Es Radio, ha advertido de que si la agenda secesionista sigue adelante, será él quien reclame la aplicación de nuevo del 155 y ha recordado que el PP es quien tiene la mayoría absoluta en el Senado.

Casado también ha asegurado que con él como líder la relación con Ciudadanos puede seguir «siendo buena» porque comparten principios esenciales como el respeto al marco constitucional, pero ha advertido de que el PP tiene un «proyecto más definido». Y por eso aspira, ha dicho, a que los votantes de Cs que antes apoyaban antes al PP regresen a su «partido original».

Casado ha garantizado que el PP hará una oposición «firme y eficaz, pero responsable» y que estará para las cuestiones fundamentales y evitar que el Gobierno «se eche en brazos de los independentistas y batasunos». Pero ha recalcado que no va a ser «muleta de ningún gobierno que esté desmontando las reformas que hicimos».