Pablo Montesinos, durante la entrevista en Málaga
Pablo Montesinos, durante la entrevista en Málaga - Francis Silva

Pablo Montesinos: «El PP no renunciará a sus siglas, pero en la práctica ya es España Suma»

El número uno del PP por Málaga y nuevo portavoz de Génova advierte que «Andalucía y Madrid son el escaparate del proyecto de Pablo Casado para el conjunto de España»

MálagaActualizado:

Es difícil caminar con Montesinos por Málaga sin que le pare alguien cada pocos metros para saludarle, felicitarle, pedirle una foto. El periodista transformado en político tiene don de gentes. En su partido (ya ha tramitado la afiliación) ha caído de pie y su agenda está repleta de actos y peticiones de concejales y alcaldes. Cinco meses después de saltar de las tertulias a la primera línea política, como número uno del PP por Málaga en las generales, Montesinos está totalmente metido en su papel de portavoz, y resulta difícil encontrar la línea que separa al político del periodista.

-¿Cuántas veces se ha arrepentido de pasar «al otro lado»?

-Ninguna, pero es verdad que echo bastante de menos a mis compañeros periodistas, esa camaradería. Cuando uno cree en el proyecto, y yo creo en él, y cuando uno cree que Pablo Casado va a ser un gran presidente, ante las dudas se reafirma siempre.

-Hay quien ve los partidos un poco como sectas. ¿Le preocupa perder el criterio propio del periodista?

-El PP de Casado se parece a todo menos a una secta. En la nueva Ejecutiva tenemos distintos perfiles y opiniones diferentes en algunos casos, pero tenemos muy claro cuál es el tronco, es decir el ideario del PP. En el PP de Casado se puede debatir y opinar.

-Pero es portavoz del PP, ¿las opiniones que me está dando son las del partido o las suyas propias?

-Las opiniones que yo vierto son las del Partido Popular, y si hay alguna cosa que no me gusta la doy a conocer en los órganos internos del partido.

-¿Y cuándo da la opinión del PP como portavoz, se siente incómodo en algún momento o está de acuerdo en todo?

-Primero doy la posición oficial del Partido Popular y hasta la fecha estoy completamente cómodo con todo lo que estoy diciendo. Yo me creo lo que digo. A partir de ahí sigo siendo el Pablo Montesinos de siempre.

-¿Su trayectoria política está ligada a la de Casado?

-Yo si estoy en política es por Pablo Casado.

-¿A qué político admira más allá del PP?

-Siempre he admirado a Adolfo Suárez, y con ello a todos los políticos de la Transición. Y admiro a los buenos gestores, a los alcaldes competentes que trabajan en la defensa del interés general. En Málaga tenemos a un alcalde que a veces se ha saltado las consignas para defender el interés general.-

-¿Como cuando planteó una abstención del PP en la investidura de Sánchez?

-El alcalde me telefoneó para explicarme que se refería a que Sánchez no ha hecho ningún guiño a los constitucionalistas, no ha intentando acercarse al PP, y estoy completamente de acuerdo con ese análisis. Sánchez ya ha elegido a sus compañeros de viaje, y la prueba es Navarra.

-¿Piensa afiliarse al PP?

-Pues mire, tras la designación como vicesecretario de Comunicación pedí al PP de Málaga que iniciara los trámites para mi afiliación.

-¿Cuál es la parte que menos le gusta de este PP?

-No es una crítica, pero creo que tenemos que estar más en las estructuras regionales y provinciales, y más en la calle. Tenemos que estar con los cuadros intermedios, son el corazón del partido.-¿Se ha producido una grieta entre la renovación del PP y esas estructuras territoriales?-No creo que sea grieta, pero es algo que hay que trabajar día a día. Hay que estar con el partido y con todos sus cuadros. Es una de las consignas que ha marcado Pablo Casado.

-¿Cuál es la parte de la política que menos le está gustando?

-Si algo no me gusta es eso del circo, el show, el espectáculo en el Congreso de los Diputados, como se vio en la sesión constitutiva de las Cortes. Hay que volver a la política con mayúscula.

-¿Qué error del pasado del PP espera que no se repita con Casado?

-La corrupción. Estoy absolutamente convencido de que si vuelve a ocurrir un caso de corrupción el PP de Casado lo va a atajar de forma clara, contundente y sin ningún tipo de dudas. El compromiso de este PP en defensa de la regeneración y en la lucha contra la corrupción es total. A mí me dio la seguridad de dar un paso adelante.

-¿Le preocupan las acusaciones que se vierten contra Isabel Díaz Ayuso?

-Ya ha dado todas las explicaciones públicas. Judicialmente no hay absolutamente nada. Y como no hay nada, no puede haber ninguna sospecha.

-¿Debería haber libertad de los diputados al votar en el Congreso?

-Cayetana Álvarez de Toledo ha dicho que en asuntos morales se va a dar libertad de voto. A mí me parece bien.

-Vamos a asuntos concretos. ¿Cuál es su posición sobre el aborto?

-Voy a ejercer de portavoz del PP. Vamos a esperar a la decisión del Tribunal Constitucional y a partir de ahí es una cuestión que, si se abre el debate, siempre se tiene que llevar a cabo con consenso y sin llevarlo al regateo fácil político. Y ahora entro en mi opinión personal. La ciudadanía quiere que no estemos en la estridencia política, en el rifirrafe y el tú más sino que lleguemos a acuerdos.

-¿Y sobre la gestación subrogada?

-Ha habido un debate interno en el PP, pero la posición es que no es legal, y el PP no aboga por ningún cambio en ese sentido.

-¿Hace falta una ley de violencia intrafamiliar, como pide Vox?

-Decir que hay que luchar contra la violencia de género, todos juntos, sin ningún tipo de aristas, para que esa lacra se acabe en España es compatible con decir que se puede luchar también contra todo tipo de violencia.

-¿Hay que abrir los puertos a los inmigrantes del Open Arms?

-Hay que ser serios, tener sentido de Estado y llevar a cabo una respuesta coordinada con la UE. Si el Ejecutivo deja atrás de una vez por todas la demagogia de meses atrás y hace una política seria tendrá al PP a su lado.

-¿Se siente cómodo cuando el PP pacta con Vox?

-Me siento muy cómodo con los acuerdos alcanzados con Vox. Pongo el ejemplo de Andalucía. Hoy es sinónimo de bajada de impuestos y de reducción de listas de espera. Se han abierto puertas y ventanas.

-¿Se ha encontrado recelos o envidias internas en el PP?

-Entiendo perfectamente que cuando fui designado diputado por Málaga hubiera cargos que me recibieron con recelo. Pero venía con toda humildad y con el objetivo de aprender e intentar hacerlo bien. Hoy soy uno más, espero que esos recelos se hayan disipado.

- El PP en Andalucía se opuso a Casado en el congreso nacional. ¿Cómo es la relación ahora?

-La sintonía hoy entre el PP andaluz y el nacional es total, el impulso reformista de Juanma Moreno es ejemplo de lo que podemos hacer en España. Su relación con Casado es muy buena.

-¿El Gobierno de Madrid es un avance de un pacto nacional?

- El programa de Gobierno de Ayuso es extrapolable al programa de Gobierno del PP a nivel nacional. Si los ciudadanos quieren saber qué puede hacer el PP que miren a Andalucía y a Madrid. Son el escaparate del proyecto nacional de Pablo Casado.

-Por cierto, ¿qué le parece ver a Ángel Garrido como flamante consejero «nombrado» por Ciudadanos?

-Cuando saltó la noticia de que Garrido se iba a Ciudadanos no me lo podía creer. Él tomó una decisión, creo que fue equivocada, y ahora lo que espero es que todos estemos a la altura de las circunstancias, porque los ciudadanos nos van a mirar con lupa.

- ¿Usted también ve muy pocas diferencias entre PP y Ciudadanos, como Cayetana Álvarez de Toledo?

-El PP y Ciudadanos pueden ponerse de acuerdo en muchas cosas, bajo el liderazgo siempre de Pablo Casado. Pero también digo que el PP y Ciudadanos son formaciones diferentes y yo me quedo sin duda con el PP.

-¿España Suma es posible o es una quimera?

-El PP siempre va a tender la mano a Ciudadanos en defensa del interés general. Navarra Suma es un ejemplo perfecto de cómo el constitucionalismo puede acordar.

-¿Es un proyecto de futuro o de presente?

-El que hayamos registrado la marca España Suma demuestra que el PP hace sus deberes. El PP y Pablo Casado están dispuestos a negociar para ser la casa común del centro-derecha.

-¿Con Vox incluido?

-El PP está muy orgulloso de los acuerdos rubricados, en defensa y beneficio de los ciudadanos.

-¿El PP está dispuesto a renunciar a sus siglas dentro de España Suma?

-El PP está orgulloso de sus siglas y no va a renunciar a ellas. En la práctica, ya somos España Suma, hemos demostrado que sabemos liderar una negociación en defensa del interés general. Es decir, el PP siempre va a seguir siendo el PP, la casa común del centroderecha, pero ofrecemos diálogo a quienes defienden la Constitución.

-El rechazo de Cs ha sido total.

-El PP no va a cerrar esa puerta. Tenemos claro cuál es el objetivo: que las políticas de bajada de impuestos y más libertad que ya se aplican en Madrid o Andalucía vuelvan a La Moncloa.

-¿Cree que Sánchez será capaz de pactar su investidura?

-Lo que tengo claro es que si el señor Sánchez no logra los apoyos necesarios y vamos a las elecciones será un fracaso personal de él. Hoy se demuestra que Sánchez es el problema y si esto sigue así tendrá que dar un paso al lado ante su incapacidad manifiesta de lograr los apoyos necesarios.

-¿Hay algún motivo que llevara al PP a plantearse la abstención?

-El PP no se va a abstener con este ni con ningún otro candidato del PSOE.