Imagen de archivo
Imagen de archivo - ABC

Ofensiva de los diputados del PP contra el «peaje» en las autovías

Consideran que la propuesta es «incoherente» y «contraria» a la lucha contra la despoblación

ABC
VALLADOLIDActualizado:

La posibilidad de nuevo abierta por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, de cobrar lo que se ha calificado como «peaje simbólico» o «blando» por circular por las autovías -hasta ahora vías de carácter gratuito- se ha encontrado también en Castilla y León con el rechazo de los diputados nacionales del Partido Popular. Por este motivo, los parlamentarios populares lanzarán una ofensiva conjunta con una batería de preguntas al Gobierno de la Nación para que explique «cuanto antes» las informaciones al respecto y que no han sido negadas por el propio ministro.

Así, el Grupo Parlamentario Popular reclama explicaciones sobre el cobro de un posible impuesto a la circulación por autovías y la fecha de implantación, a la vez que quiere conocer cuáles serían las carreteras afectadas en cada provincia, las estimaciones anuales de recaudación en cada una de ellas y el importe a abonar por su uso. También preguntarán por el número de personas que tendrían que hacer frente a este gravamen en España y el desembolso por un usuario medio.

La diputada nacional del PP por Palencia, Milagros Marcos, criticó en declaraciones a Ical la «incoherencia» del Partido Socialista con el peaje que plantea el Gobierno central en autovías, después de que hace un año solicitara la liberalización de las autopistas como la AP-1 (Burgos-Armiñón) y las radiales con el objetivo de garantizar la seguridad vial. A juicio de Marcos, esto forma parte de la subida de impuestos que plantea el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

«Especial trascendencia»

Marcos criticó que esta medida tendría una «especial transcendencia» en una Comunidad como Castilla y León, tan extensa y donde las carreteras vertebran el territorio al comunicar los municipios y asegurar el acceso de los ciudadanos a los servicios. «Siempre ha sido una prioridad porque es la única manera de que, por ejemplo, lleguen los médicos y los maestros a los pueblos o los camiones para extinguir los incendios forestales», precisó.

Tampoco se olvidó del perjuicio para algunos colectivos como los transportistas que utilizan las vías de alta capacidad que atraviesan la Comunidad. De ahí que otra de las preguntas parlamentarias será conocer los usuarios que se verán obligados al pago. La diputada por Palencia recordó las importantes reivindicaciones de plataformas y movimientos en la región para la liberalización de determinadas autopistas de peaje, por lo que ahora no se entendería implantar un impuesto para circular por las autovías.

En el mismo sentido, su compañera de filas abulense, Alicia García, consideró «muy negativo» que el PSOE anuncie así una medida que «es contraria a la lucha contra la despoblación, contraria a la reindustrialización, contraria al apoyo a los autónomos, contraria a la creación de empleo y a la conexión de Ávila con el resto del territorio nacional».

Los populares reclamarán información al Ejecutivo por dos vías. Así, la batería de preguntas, firmadas por los diputados de cada provincia, se sumarán a una primera pregunta firmada por el portavoz adjunto para asuntos económicos de la dirección del Grupo Parlamentario Popular en la Cámara Baja, Mario Garcés, y por el portavoz en la Comisión de Fomento, Andrés Lorite.

«Más impuestos»

En esa interpelación, el PP advierte de que «la confirmación de este anuncio supondría una nueva subida tributaria a los españoles». «No es una novedad que el Gobierno, en vez de mantener una política orientada a la racionalización y a la eficiencia del gasto público, se empeñe en mermar los recursos de la gente», prosigue. «La política fiscal de este Gobierno es errática, pero siempre coincide en su obsesión por incrementar la presión fiscal de todos», censuró Mario Garcés. Asimismo, el bloque popular advierte del impacto negativo que estos anuncios tienen en la confianza de los españoles, que siempre resultan damnificados por las erráticas y lesivas políticas que ponen en marcha los socialistas.

La oposición de los parlamentarios del PP se suma a la voz ya en contra alzada por la Junta de Castilla y León, que ya ha mostrados u rechazo al «cualquier cobro de peaje blando, por pequeño que sea», pues «generará efectos muy perjudiciales» la Comunidad, especialmente en el medio rural, denunció el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

En Castilla y León hay 2.080 kilómetros de autopistas libres de peajes y autovías, de una red que supera 33.000.