Fracasa la reunión de los partidos de izquierda tras negarse el PSOE a ir sin Ciudadanos

Antonio Hernando comunicó esta tarde a Errejón que la asistencia del partido naranja es condición sine qua non

MadridActualizado:

El portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, comunicó esta tarde a su homólogo en Podemos, Íñigo Errejón, que el acuerdo PSOE-Ciudadanos sigue «plenamente vigente»; en consecuencia, solo podrán asistir a la reunión de la hasta ahora mesa «a cuatro» con Podemos, Compromis e IU si van acompañados de la formación naranja, según confirman fuentes socialistas.

Fracasa así la tentativa de un «gobierno de izquierdas» que pretenden esas formaciones a la izquierda del PSOE, porque los socialistas no reconocen que haya una mayoría de gobierno en tal sentido y sí una mayoría de «cambio» transversal a izquierda y derecha para que Mariano Rajoy no siga al frente del Ejecutivo.

Hernando reiteró el deseo de PSOE y C's de «ampliar y sumar nuevos apoyos al acuerdo reformista y de progreso que puede poner punto y final a la etapa de Rajoy».

La iniciativa de esta reunión frustrada fue anunciada esta mañana por Pablo Iglesias en un mensaje que ha difundido en Twitter, en el que vuelve a defender la necesidad de formar en España un «gobierno a la valenciana», es decir, un Ejecutivo de coalición entre las fuerzas de izquierdas, como el que rige en la Comunidad Valenciana entre PSOE y Compromís.

Iglesias ya había avisado de que su formación no se sentaría a negociar ningún pacto de gobierno con Ciudadanos, a pesar de que el PSOE haya manifestado su intención de no romper su acuerdo de legislatura con el partido de Albert Rivera y de desarrollar cualquier conversación de forma «conjunta» con la formación naranja.

Según la formación emergente, su propuesta al resto de formaciones pasa por establecer «una mesa de diálogo» que comience a funcionar desde el próximo miércoles a las 10.00 horas. «Podemos sigue manteniendo su voluntad de impulsar un gobierno a la valenciana, con la presencia de diferentes formaciones y un programa de cambio progresista que revierta los recortes y el resto de políticas del PP lesivas para la mayoría social», añade el partido en su nota de prensa.

De esta forma, el secretario general de Podemos se muestra partidario de retomar la iniciativa promovida por el portavoz de IU, Alberto Garzón, de reunir en una mesa de negociación a esos cuatro partidos para negociar la conformación de gobierno.

Un marco negociador del que Podemos decidió levantarse después de dos días de reuniones cuando el PSOE cerró su acuerdo con Ciudadanos.

La intención expresada por Iglesias de volver abrir ese diálogo se produce poco después de que el Rey haya decidido no iniciar «por el momento» nuevas consultas con los representantes políticos y dar tiempo así a los partidos para negociar y articular una mayoría que pueda garantizar una investidura antes de abrir una nueva ronda de contactos.

Podemos, según fuentes consultadas por Efe, considera que esa decisión del Rey «es comprensible» una vez que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, no consiguió en el debate de investidura de la semana pasada la confianza del Congreso.

Tras esa investidura «fallida», Podemos sostiene que «el contador se pone a cero» con el límite del 2 de mayo como fecha límite para que sea investido un nuevo presidente del Gobierno antes de repetir elecciones.