Rosa Díez y Pablo Casado, juntos en el Congreso de los Diputados - EFE | Vídeo: EP

Pablo Casado y Rosa Díez se unen en el Congreso para defender la España constitucional

Alfonso Alonso critica el acercamiento al PP de una política «con una personalidad muy versátil» y que arremetió en el pasado contra los populares

MadridActualizado:

El PP ha organizado un acto en el Congreso este jueves, «Españoles en defensa de la común», al que ha invitado a Vox y Ciudadanos, aunque el partido de Abascal se ha negado a asistir por verlo un acto «propagandístico», mientras que el de Rivera ha enviado al diputado Roberto Hernández, portavoz de Exteriores. Sí ha estado uno de los fundadores de Vox, Alejo Vidal-Quadras, que se alejó del PP cuando Rajoy estuvo al frente. La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha agradecido de forma especial a Vidal-Quadras su presencia. En este acto han participado la cofundadora de UPyD, Rosa Díez, así como Álvaro Pombo, el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, y Ana Losada, presidenta de la Asamblea por la Escuela Bilingüe. La imagen de Rosa Díez, que se ha definido como socialdemócrata, junto al PP ha sido especialmente relevante, con guiños recíprocos.

Pablo Casado ha llegado al Congreso con Cayetana Álvarez de Toledo a su izquierda, y Rosa Díez a su derecha, en un ambiente distendido y cordial. Ambas partes se han mostrado totalmente cómodas en esta situación, pese a las pullas que se lanzaban PP y UPyD en los tiempos pasados de Rajoy. Todo ha cambiado, y ahora la sintonía es más que evidente, y las ganas de unir fuerzas, también.

Los elogios de Álvarez de Toledo a Rosa Díez fueron elocuentes, y su deseo de que volviera a la política activa, más todavía: «Rosa no necesita presentación, esta es su casa, brilló en esta casa. Vino conmigo en la campaña, es un espíritu libre, crítico, es una mujer valiente». Álvarez de Toledo ha reconocido que le gustaría ver a Rosa Díez en la política activa, y ha reconocido que eso dará lugar a especulaciones, pero le da «igual». España, ha dicho, no puede «prescindir» de una política como la exdirigente de UPyD. «No nos rendiremos jamás (en la defensa de la España constitucional), tampoco en el empeño de que vuelva a esta Casa».

«Tenemos que intentar unir a todo el constitucionalismo español en defensa de la libertad», ha deseado.

Esos elogios contrastaron con el comentario que ha hecho el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, esta misma mañana, en la Cadena Ser. En su opinión, es una «cosa sorprendente» la proximidad al PP de Rosa Díez porque «arremetía mucho» contra los populares en el pasado. A su juicio, ella tiene una «personalidad muy versátil».

Convivencia frente a cainismo

En su presentación de las jornadas en el Congreso, Álvarez de Toledo ha explicado que «es un acto a favor de la convivencia, contra el viejo cainismo español, un tópico sobre lo que es España». «No se puede defender la Nación haciendo una política de segregación identitaria».

Álvarez de Toledo ha apuntado a Pedro Sánchez como responsable de la situación que atraviesa España: «Sánchez ha roto los diques de la defensa constitucional», ha subrayado la portavoz, quien ha señalado como hito una moción de censura en la que contó con el apoyo de los independentistas, y además ha negociado la Diputación de Barcelona. Otro ejemplo es el de Navarra, donde gobiernan los socialistas con el voto del partido que justifica el asesinato político, es decir Bildu. Álvarez de Toledo se ha preguntado si el PSOE estará dispuesto a gobernar con delincuentes, en el caso de que haya una sentencia condenatoria contra los presos acusados de rebelión y sedición.

«Somos militantes de España y de la democracia en España antes que militantes de partido», ha remarcado, en lo que ha parecido una respuesta a Vox, que había calificado de «propaganda electoral» este acto.

La vuelta de Díez al Congreso

Al tomar la palabra, Rosa Díez ha comentado que quién le iba a decir que al volver a la casa común de los españoles, tres años y medio después de dejar el Congreso, iba a volver invitada por el Grupo que la llamó «azote», en la etapa del Gobierno de Rajoy. «El PP es una partido de derechas, que invita a esta socialdemócrata para que reflexionemos juntos y libremente sobre lo que pasa en España y lo que hay que hacer en defensa de lo común», ha señalado.

Díez ha pedido a todos paciencia, que no se rindan, y que defiendan con orgullo la unidad de la Nación, la España constitucional y la bandera que es símbolo de las libertades. «Que no tengamos complejos en cogernos de la mano y salir a la calle para defender lo que nos une, la libertad y la democracia».

El presidente del PP, Pablo Casado, ha cerrado el acto en el Congreso. El líder de los populares ha señalado que el PP es un partido amplio, en el que en cuatro décadas han cabido distintas sensibilidades ideológicas, como conservadores, democristianos, liberales «e incluso socialdemócratas».

Casado ha señalado que «esta Casa» también echa de menos a Rosa Díez, y ha expresado su deseo de que «puedan converger».

«No se trata únicamente de evitar la secesión de un territorio. Se trata de impedir la definitiva desnacionalización de España. Impedir su desarticulación nacional. Se trata de impedir que, para satisfacer el atavismo de unos pocos, nos arrebaten la ciudadanía de todos», ha defendido Casado.

«La democracia política no es un don que viene del cielo. Es una planta delicada que necesita cultivo y exige a veces limitaciones voluntarias y sacrificios a sus custodios. El PP, instrumento al servicio de los españoles, está dispuesto a sumar en este proyecto a todos los que así lo entiendan», ha concluido Casado.