Pablo Casado
Pablo Casado - ISABEL PERMUY

Pablo Casado: «Rajoy no tenía motivos para dimitir»

El líder del PP señala que nadie le pregunta por la corrupción y que su ejecutiva tiene «credibilidad» para centrarse en trabajar

Actualizado:

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado que nadie ya le pregunta por la corrupción en el partido, un asunto que «ha socavado antes» la imagen de la formación por los casos en que se ha visto envuelto. El líder de los populares ha añadido que la nueva dirección tiene «credibilidad» para estar centrada en sus proyectos de futuro.

En una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, Casado ha situado claramente la corrupción en el pasado del PP. Ha subrayado que cualquier «compañero» tendrá derecho a la presunción de inocencia hasta que la Justicia sentencie, pero se tendrá que «ir» si se demuestra «una conducta no ejemplar» aunque sea de otra época.

Ha admitido que se han producido casos a su juicio «injustos» como el de las senadoras Rita Barberá y Pilar Barreiro, apartadas ambas del Grupo Popular al Grupo Mixto por exigencia de Ciudadanos para llegar a acuerdos con el PP, pero que no han sido ni procesadas. «Hasta que la Justicia no diga lo contrario, presunción de inocencia, pero no toleraremos ninguna conducta que no sea ejemplar», ha reiterado.

Casado ha compartido que Mariano Rajoy no presentara su dimisión cuando el PSOE registró la moción de censura contra él una vez que se conoció la primera sentencia de la Gürtel, en la que el PP fue condenado como partícipe a título lucrativo de los primeros años de esa trama corrupta.

El presidente popular ha explicado que Rajoy «no tenía motivos para dimitir» porque era «muy injusta» la acusación que se le hacía y porque se ha visto con el tiempo, ha subrayado, «para qué querían la moción: no era cuestión de corrupción».

Este instrumento constitucional se utilizó para lograr «el poder por el poder aún a costa de vender España a quien quiere romperla», ha añadido el dirigente popular.

«Podemos no están al servicio de los españoles»

Casado también ha valorado la situación de Podemos y ha criticado las disputas «personalistas» en el seno de la formación morada. Tras el estallido de la crisis en Podemos que se ha saldado con la renuncia de Íñigo Errejón a su escaño en el Congreso después de que anunciase que iba a compartir ticket electoral con Manuela Carmena el próximo 26 de mayo, el líder del PP ha señalado que Podemos tiene «que dar soluciones a los problemas de los españoles, no crearlos con sus disputas personales».

Para el líder de los populares, «los nuevos partidos tienen proyectos personalistas». Proyectos en los que «cuando hay problemas entre algunos de sus líderes, se crean nuevos partidos y candidaturas». «No están al servicio de los españoles, sino de proyectos personalistas. Nosotros al revés. Tenemos un partido con 30 años de historia y teniendo claro nuestra función. Un partido es algo instrumental, no un objetivo», ha explicado.

A su juicio, Iglesias y Errejón «son de la misma escuela». «Cuando eran asesores en Venezuela, en Bolivia. Se olvidan que aquí, en España, tienen que dar soluciones a los problemas de los españoles, no crearlos con sus disputas personales», ha apostillado.