Un arrestado por yihadismo en Tenerife el pasado mes de febrero
Un arrestado por yihadismo en Tenerife el pasado mes de febrero - EFE

El número de condenados por yihadismo ascendió a 73 en 2018, la cota máxima en los últimos años

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado realizaron 39 detenciones en operaciones contra el yihadismo el año pasado

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque la delincuencia económica ocupa gran parte de los sumarios investigados en la Audiencia Nacional, la Justicia se mantiene alerta contra el terrorismo, especialmente el yihadista. Según la memoria de la Fiscalía General del Estado, dada a conocer este lunes, las sentencias por este tipo de terrorismo crecieron en 2018 hasta 43, con un total de 73 condenados, la cifra más alta en años.

La evolución de los fallos judiciales refleja un alza, desde las 20 sentencias del 2017 o las 10 de 2016. Pero el número de los condenados es el barómetro que más ha subido. Con 73 en 2018, las cifras son mucho menores en los dos años anteriores: 27 en 2017 y 25 en 2016. La mayor cifra si viajamos hacia atrás en el tiempo, según los registros fiscales, son los 33 condenados de 2007.

Al reflexionar sobre este fenómeno, la Fiscalía General del Estado explica que la amenaza contra España del yihadismo viene asociada «al incremento de la visibilidad de nuestro país tras los atentados de Cataluña de agosto de 2017», como refleja la propaganda oficial del Daesh como la emitida en los canales afines a esta organización terrorista, el autodenominado Estado Islámico. Aquel trágico 17 de agosto de 2017, una célula yihadista formada en Ripoll asesinó a 17 personas con un atropello mortal en las Ramblas y un ataque terrorista en el paseo marítimo de Cambrils.

«Esta campaña mediática otorga a España una relevancia estratégica como elemento a recuperar o atacar, en un marco geográfico y temporal de gestación de nuevos planes de DAESH para actuar operativamente en Europa», argumenta la memoria fiscal. Se considera vigente además la amenaza de los llamados lobos solitarios, terroristas autónomos en los países occidentales, cuya potencialidad también se vincula a la vulnerabilidad de los objetivos de estos individuos.

Para afrontar esta amenaza, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desarrollaron más de una veintena de operaciones policiales a lo largo de 2018, en las que se practicaron 39 detenciones, tanto en España como en otros países, en colaboración con otros países de nuestro entorno. Según explica el Ministerio Público, los miembros de las células desarticuladas ejercían sobre todo labores de captación y adoctrinamiento de yihadistas en su entorno.

El terrorismo representa más del 37,5 por ciento de la actividad de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, con 210 diligencias previas incoadas de un total de 560. El motivo es la irrupción del terror yihadista en los últimos años, a partir de 2015, convirtiéndose en la amenaza principal. Aun así, las causas por terrorismo han retrocedido claramente por la reducción de las diligencias previas relacionadas con ETA.