Morenés firma la nueva Directiva de Política de Defensa
El ministro Morenés, junto a Wert y Gallardón - efe

Morenés firma la nueva Directiva de Política de Defensa

El Ministerio plantea para esta legislatura revisar la Estrategia de Seguridad Nacional, racionalizar las estructuras de las Fuerzas Armadas y elaborar unos presupuestos más restrictivos

Madrid Actualizado:

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha firmado la nueva Directiva de Política de Defensa para esta legislatura que plantea revisar la Estrategia de Seguridad Nacional, racionalizar las estructuras de las Fuerzas Armadas y elaborar unos presupuestos más restrictivos que atiendan prioritariamente a los compromisos de los programas de armamento.

Esta nueva norma, firmada por el ministro, responde a la Directiva de Defensa Nacional aprobada por el presidente del Gobierno el pasado mes de julio.

El departamento de Morenés señala en un comunicado que la nueva Directiva contempla como puntos iniciales: la racionalización de las estructuras de la seguridad nacional, la preservación de las capacidades de disuasión, el mantenimiento de las relaciones internacionales en materia de defensa, la adaptación de estructuras de las Fuerzas Armadas y el Impulso a la presencia internacional de la industria nacional.

En el panorama internacional identifica como lo más significativo la emergencia de nuevas potencias mundiales, la crisis financiera y económica, la convulsión del entorno mediterráneo, la inestabilidad en el Sahel, la proliferación nuclear y la piratería. Define como zonas geográficas de mayor interés: Asia Central, y, más concretamente Afganistán e Iberoamérica por los especiales lazos históricos, estratégicos y económicos.

Como novedad destaca la crisis financiero-económica que afecta de manera severa a los países de nuestro entorno y a España. La Directiva de Política de Defensa identifica como necesidades de la Defensa la ampliación de las estructuras de Seguridad y Defensa para fortalecer la posición de España en el contexto internacional, el mantenimiento de la capacidad de despliegue de las Fuerzas Armadas y el incremento de las relaciones bilaterales en el ámbito de la defensa con naciones que comparten intereses comunes con España.

Asimismo contempla la revisión de las estructuras orgánicas de las Fuerzas Armadas para hacerlas más eficientes y el reforzamiento de los sistemas de obtención de información y de elaboración de inteligencia para apoyar a las operaciones. El documento también apuesta por la contribución a la consolidación de la industria nacional de defensa para mantener su competitividad y reforzar su presencia internacional.