Margallo: «O el PP en el gobierno o terceras elecciones»

El ministro de Asuntos Exteriores ha repasado los desafíos a los que se enfrentará el país en los próximos años

MadridActualizado:

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, subrayó este jueves que tras los comicios celebrados el pasado 26 de junio en España sólo se presentan «dos opciones: o el PP en el Gobierno o terceras elecciones».

Lo dijo en una rueda de prensa en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores junto con su homólogo ecuatoriano, Guillaume Long. El jefe de la diplomacia española indicó que para la formación del nuevo gobierno es importante conocer los desafíos a los que se enfrenta España en los próximos cuatro años. Entre ellos, enumeró el terrorismo yihadista, la crisis en el Mediterráneo, la gestión del «Brexit» (la salida del Reino Unido de la UE), una «desaceleración económica mundial» y el desafío independentista catalán.

Estos retos, continuó, requieren la puesta en marcha de una reforma de la Administración, de una reforma fiscal y de políticas efectivas contra la corrupción. Margallo afirmó que este tipo de políticas requieren de «un apoyo parlamentario extraordinariamente sólido», que sólo es posible con «la conjunción de los partidos constitucionalistas», en referencia a PP, PSOE y C´s.

«La buena noticia es que es mucho más fácil hacerlo ahora», manifestó, al tiempo que apeló al diálogo y a «hacer concesiones recíprocas» entre todas las partes para formar gobierno. Margallo dijo que la clave del momento actual «no es qué va a pasar, sino qué tenemos que hacer para resolver los problemas que los españoles tienen adelante. Eso se debe hacer con patriotismo y altura de miras».

Agregó que en «este esfuerzo colectivo» el PSOE es «imprescindible», ya que un gobierno no es sólo aquel que consigue ser investido, sino el que tiene capacidad de gobernar. Por último, Margallo quiso dejar claro que la responsabilidad de formar gobierno le corresponde al partido que ha ganado las elecciones. «Está todo inventado. No hay que descubrir el Mediterráneo ni inventar la rueda, sino dar el gran salto adelante para hacer las reformas que necesita España», remachó.