José Manuel García-Margallo tras la reunión mantenida este miércoles en Belgrado (Serbia)
José Manuel García-Margallo tras la reunión mantenida este miércoles en Belgrado (Serbia) - EFE

Margallo niega que Cataluña y Kosovo sean un Estado porque no se les reconoce

El ministro de Exteriores en funciones visita Serbia, donde ha defendido la integridad territorial del país

BelgradoActualizado:

El ministro español de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha dicho este miércoles que «uno no es un Estado por decir que es un Estado, sino si los demás reconocen» que lo eres, una circunstancia que, destacó, no se da ni en Cataluña ni en Kosovo.

García-Margallo ha hecho estas declaraciones tras la reunión que ha mantenido en Belgrado con su homólogo serbio, Ivica Dacic, con quien ha hablado del proceso soberanista en Cataluña y de Kosovo, la exprovincia serbia que se autoproclamó Estado independiente en 2008.

El jefe de la diplomacia española ha reafirmado en la capital serbia el principio de integridad territorial como principio básico para la paz y la estabilidad con tres excepciones que, ha explicado, no se dan en el caso de Kosovo, cuya independencia España no reconoce.

García-Margallo ha dicho que la situación en Cataluña y en Kosovo se parecen sólo en que «para que un territorio sea un Estado es necesario que los demás reconozcan que es un Estado», algo que «en ningún caso se produce en Cataluña» donde «no hay ningún reconocimiento ni intento de reconocimiento».

En Kosovo, ha continuado el ministro español, hay 85 estados miembros de la ONU que no lo reconocen como tal. «No es posible ser un Estado si los demás no reconocen que eres un Estado», ha insistido García-Margallo.

Por el contrario, Cataluña y Kosovo se diferencian, según el titular de Exteriores, en que en la exprovincia serbia hubo un contexto bélico que no se produjo en la región española.

Bajo protección de la ONU

La extinta Yugoslavia no formaba parte de la Unión Europea y España sí, ha señalado el titular de Exteriores, que ha añadido que además Kosovo está sometido a una triple tutela o protección internacional de la ONU, de la Alianza Atlántica y de la UE, una circunstancia que no se produce tampoco en Cataluña.

«Lo importante para quienes hacen afirmaciones gratuitas es que sepan que uno no es un Estado por decir que es un Estado, sino si los demás reconocen que eres un Estado, circunstancia que no se da en ninguno de los dos casos», ha agregado.

El ministro ha destacado la defensa del principio de integridad territorial con tres excepciones: colonias, territorios ocupados militarmente o aquellos donde no se respeten los derechos humanos, según establecen Naciones Unidas y otras organizaciones.

«No se dan en Kosovo estas circunstancias», ha subrayado el jefe de la diplomacia española. El ministro serbio, por su parte, ha abogado en la rueda de prensa junto a García-Margallo por «una fuerte y única España«.

La exprovincia serbia de Kosovo, habitada por una mayoría de etnia albanesa, se autoproclamó Estado independiente el 17 de febrero de 2008, que Serbia no reconoce. Su independencia ha sido reconocida por más de cien países, entre ellos Estados Unidos, y por 23 miembros de la UE, excepto España, Grecia, Chipre, Rumanía y Eslovaquia; pero tampoco ha sido reconocida por otros estados como Rusia, China o Brasil.