La Justicia alemana descarta el delito de rebelión y deja en libertad bajo fianza a Puigdemont

El país descarta el delito de rebelión en la extradición del expresidente de la Generalitat

BERLÍNActualizado:

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein ha dejado en libertad al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que se encontraba en la prisión de Neumunster. Para hacer pública su decisión ha emitido un escueto comunicado a última hora de la tarde, ya cuando los tribunales estaban cerrados, informando de que ha admitido a trámite el proceso de entrega a España de Puigdemont por el delito de malversación de fondos, que los jueces han entendido como contenido en el de corrupción que contempla la legislación alemana.

Descartan sin embargo el delito de rebelión, que a diferencia de lo contemplado por el fiscal no ven incluido en el de alta traición que figura en el código penal alemán, este queda fuera del proceso.

Lo más probable por tanto es que Puigdemont sea finalmente extraditado, pero mientras tanto, esperará en régimen de libertad vigilada. Se le ha pedido que entregue su pasaporte y una fianza de 75 mil euros, además deberá presentarse periódicamente ante las autoridades alemanas hasta que esté lista la decisión definitiva. Esta decisión no tardaría en principio más de dos o tres semanas, pero Wolfgang Schonburg, el abogado alemán de Puigdemont ya ha adelantado que interpondrá tantos recursos como pueda para retrasar la entrega, así que Puigdemont se quedará una temporada en este país.

Un diputado del partido de extrema izquierda alemán Die Linke ha ofrecido una vivienda a Puigdemont para residir mientras se tramita la euro orden, pero la intención del equipo de Puigdemont en Nuemünster es la de disponer de una residencia temporal desde la cual poder recibir visitas y trabajar como líder del independentismo, de la misma forma que lo hacía desde Bruselas. El empresario Josep María Matamala está ya buscando para Puigdemont una casa en Neumunster y su traslado podría producirse en cualquier momento.

La Audiencia no cree que Puigdemont corra riesgo de persecución política. Aunque afirma que continúa el riesgo de fuga, el tribunal considera que al ser «inadmisible» el delito de rebelión este se reduce de forma considerable. Según apunta, «por motivos jurídicos» no puede aceptarse una extradición por rebelión de acuerdo con el Código Penal español, ya que «los actos que se le imputan no serían punibles en Alemania según la legislación vigente aquí». A su juicio, el delito que podría ser equiparable en Alemania, el de «alta traición», no puede aplicarse porque no se cumple el requisito de la «violencia».