Alberto Ruiz Gallardón, exministro de Justicia - EFE

Juicio del caso NóosEl abogado de Torres llama «idiota» a Gallardón creyendo que nadie le escuchaba en ese momento

El exalcalde de Madrid dice que no fue informado del convenio suscrito por Madrid 2016 con Urdangarín

Palma de MallorcaActualizado:

El antiguo alcalde de Madrid y exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha comparecido este jueves, presencialmente, en una nueva sesión del juicio del caso Nóos. En el transcurso del interrogatorio que le ha hecho el abogado de Diego Torres, Manuel González Peeters, el letrado ha hecho en voz baja un comentario de descalificación personal referido a Gallardón, «este tío es idiota», que no ha sido escuchado por la mayoría de presentes, pero que ha quedado registrado. No es la primera vez que González Peeters descalifica a nivel personal a testigos que comparecen en la causa.

Por lo que respecta al interrogatorio en sí, ha habido varios momentos de tensión entre González Peeters y Gallardón. Así, por ejemplo, cuando el exalcalde le ha dicho al letrado «le invito a ver...», en referencia al detalle de una fotografía que en ese momento aparecía en las pantallas, González Peeters le ha respondido en tono cortante: «No me invite». En ese instante, la presidenta del tribunal, Samantha Romero, ha interrumpido al letrado y le ha pedido que, por favor, evitase determinados comentarios.

Gallardón ha recordado que su función como presidente de la Fundación Madrid 2016 era la «representación» del citado organismo. A preguntas de la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, el testigo ha añadido que dicha fundación fue el «instrumento» que creó el Ayuntamiento de Madrid para la candidatura olímpica de 2016.

Por lo demás, Gallardón ha explicado que el patronato de la fundación nunca fue informado del convenio suscrito entre la Fundación Madrid 2016 y la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social, de la que formaban parte Diego Torres e Iñaki Urdangarín. El marido de la Infanta era, en concreto, miembro del consejo asesor. El citado convenio establecía una duración de dos años y el pago global de 114.000 euros. «Tampoco fui informado a nivel personal de dicho convenio», ha añadido. Gallardón ha aclarado que tampoco fue informado nunca de la firma de otros convenios.

Por otra parte, el testigo ha confirmado que antes de ofrecer la dirección de la candidatura a Mercedes Coghen, como consejera delegada, se la ofreció a mediados de 2006 a Urdangarín. «Él no aceptó», ha ratificado. Aun así, ha señalado que a título personal sí hubo por parte de Urdangarín una «colaboración efectiva» en la promoción de dicha candidatura, así como también por parte de la Familia Real, los expresidentes José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, y numerosos representantes políticos. Coghen es una de las 17 personas encausadas en este juicio.

«No tengo más que palabras de elogio para Coghen»

Gallardón ha reconocido que en una ocasión habló telefónicamente con el entonces presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, acerca de la coincidencia de que Valencia estuviera trabajando en aquellos momentos en la posibilidad de acoger los Juegos Europeos, que finalmente no se celebraron. «No son acontecimientos que puedan solaparse nunca», ha señalado el exalcalde de Madrid, para expresar que no le preocupaba esa posible coincidencia.

El expolítico popular ha ofrecido, por tanto, una versión algo distinta de la expresada por Camps durante su comparecencia ante el tribunal el pasado mes de abril. Camps dijo entonces que había renunciado al proyecto de los Juegos Europeos «por lealtad, por patriotismo, por españolidad», para no perjudicar indirectamente la candidatura olímpica de Madrid.

A preguntas del fiscal Anticorrupción, Pedro Horrach, Gallardón ha señalado que no conocía el Instituto Nóos. A continuación, ha indicado que el Ayuntamiento de Madrid «fiscalizaba, con carácter finalista» los gastos de la candidatura, que posteriormente eran también fiscalizados con una auditoría externa.

Preguntado por el abogado de Coghen, Javier Ortega, el testigo ha señalado que «jamás hubo noticia de que hubiera la más mínima irregularidad». Tras tener conocimiento, a través de la prensa, de que se había suscrito un convenio con una fundación en la que estaba presente Urdangarín, Gallardón le pidió al entonces vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, que hablase con Coghen para que explicase a través de una nota informativa los trabajos de Urdangarín con la candidatura de Madrid 2016.

Cabe recordar que el pasado mes de abril, dos testigos desvincularon a Coghen del convenio suscrito con la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social. En concreto, se pronunciaron en ese sentido el antiguo director financiero de la Fundación Madrid 2016, Gerardo Corral, y el antiguo director general de la Sociedad Madrid 2016, Antonio Jesús Fernández.

«No tengo más que palabras de elogio para Coghen», ha afirmado Gallardón. Preguntado por Ortega, el testigo ha explicado que esa opinión era compartida por muchas personas. Por su parte, el abogado de Torres, Manuel González Peeters, le ha preguntado a Gallardón si recordaba haber participado en 2006 en la presentación del libro «El patrocinio visto por sus principales protagonistas». El testigo ha señalado que no lo recordaba, por lo que González Peeters le ha enseñado entonces una fotografía en la que aparecía Gallardón en la presentación de dicho volumen.

«Me dijo que lo iba a pensar»

A preguntas del abogado de Urdangarín, Mario Pascual Vives, el testigo ha señalado que fue en un almuerzo cuando propuso al marido de la Infanta la dirección de la candidatura olímpica de 2016. «Me dijo que lo iba a pensar», ha explicado Gallardón. Finalmente, Urdangarín le mandó un escrito al entonces alcalde en el que le dijo que «tenía otros proyectos profesionales».

Tras un receso a media mañana, ha comparecido el exsecretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky. Preguntado por Pascual Vives, el testigo ha reconocido que en 2004 participó en una ponencia del evento conocido como Valencia Summit. Asimismo, ha indicado que en diversas ocasiones habló de manera informal con Urdangarín sobre la candidatura olímpica.

El testigo ha señalado que no sabía que Urdangarín formaba parte de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social o que había presidido el Instituto Nóos. Preguntado por el abogado de Coghen, Lissavetzky ha confirmado que él formaba parte del patronato de la Fundación Madrid 2016, que, según su testimonio, no debatía sobre asuntos de convenios, sino sobre «infraestructuras, sedes, presentaciones». Asimismo, ha elogiado el trabajo de Coghen.