El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, preside la mesa de evaluación de la amenaza terrorista

Interior mantiene el nivel de alerta 4 de amenaza terrorista

La mesa extraordinaria de valoración de la amenaza terrorista ha descartado subir al máximo el nivel

ABC.es
Actualizado:

La mesa extraordinaria de valoración de la amenaza terrorista se ha reunido este sábado para decidir la adopción de medidas urgentes tras los antentados de Cataluña y ha descartado subir el nivel de alerta terrorista al máximo, manteniéndolo en 4.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha presidido la reunión extraordinaria de la mesa y después se ha trasladado al Palacio de la Moncloa para informar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de esta decisión. Ha explicado después, en rueda de prensa, que este nivel 4 alto se reforzará con la intensificación de las medidas de seguridad en lugares o eventos de afluencia masiva, con «especial énfasis» en la zonas de turismo.

Además ha dado ya por desarticulada la célula terrorista que ha atentado en Barcelona y Cambrils, causando 14 muertos y más de un centenar de heridos.

En la reunión de esta mañana además de Zoido, se encontraba el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y los máximos responsables de la lucha antiterrorista en España de la Policía Nacional, de la Guardia Civil, del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), de los Mossos d'Esquadra y de la Ertzaintza.

Análisis permanente

Según ha indicado Zoido, los expertos reunidos en la mesa extraordinaria -Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos d'Escuadra, Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y Ertzaintza- consideran que «no se dan las condiciones» para activar el nivel 5 de alerta, ya que este solo se prevé en caso de amenaza de atentado inminente y en estos momentos España no se encuentra en esa situación.

No obstante, ha dejado claro que Interior realiza todos los jueves una evaluación de la amenaza y que, por tanto, los expertos del ministerio seguirán analizando de forma "permanente" si continuar con el nivel 4 o es necesario adoptar nuevas medidas.

De momento, el Gobierno ha decidido reforzar determinadas zonas y establecer nuevas normas de actuación. Así, ha decidido ampliar los dispositivos de seguridad en zonas o eventos de gran afluencia, sobre todo turística; reforzar los dispositivos previstos de reacción ante un posible atentado; incrementar las medidas preventivas; así como estrechar la colaboración con las policías locales, ya que son las que tienen presencia en todos los municipios y pueden hacer un control más exhaustivo. Por tanto, desde Interior van a impulsar más reuniones de las juntas locales de seguridad desde las que poder hacer un análisis de todos los riesgos.

Zoido ha querido enviar un «mensaje de tranquilidad, dentro de la lógica preocupación que todos los españoles han sentido en los últimos días», y ha recordado el «esfuerzo impagable» que están realizando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la lucha contra el terrorismo. «El riesgo cero no existe, la seguridad absoluta es imposible, pero vamos a seguir trabajando día y noche para poner a los terroristas a disposición de la justicia», ha afirmado.

El ministro ha aprovechado esta comparecencia para enviar un nuevo mensaje de apoyo y reconocimiento a las víctimas del terrorismo y para hacer un «llamamiento doble al civismo y la concordia», y ha destacado el comportamiento de la comunidad musulmana que ha condenado sin paliativos los atentados de Barcelona y Cambrils.

«Estamos unidos en el dolor, pero sobre todo en la lucha contra el terrorismo. Nunca podrán arrebatarnos nuestro modo de vida. Venceremos al fanatismo terrorista. Juntos somos más fuertes, somos mejores y venceremos al terrorismo con la ley y nuestro Estado de Derecho», ha remarcado.

Escala de niveles

El nivel 4 (riesgo alto) se estableció en junio de 2015 tras los ataques yihadistas perpetrados en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia y se reforzó tras los atentados de París. Elevarlo a 5 habría implicado recurrir a las Fuerzas Armadas y la posibilidad de restricciones en el espacio aéreo.

Este nivel no fue elevado tras los atentados de París de noviembre de 2015, pero sí se tomó entonces la decisión de reforzar la seguridad en diversos ámbitos dentro del mismo nivel 4, intensificando la vigilancia en los puntos que las fuerzas de seguridad identifican como más vulnerables o de gran afluencia de público.

Fue en 2009 cuando la Secretaría de Estado de Seguridad modificó el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, introduciendo una escala de 4 niveles, con dos intensidades. El actual sistema de niveles entró en vigor en mayo del 2015 tras la publicación de una Instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad, por la que se actualizó el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista con el «fin de mejorar, por un lado, la protección de los potenciales objetivos de las organizaciones terroristas y reforzar, por otro, las capacidades de investigación y neutralización de la amenaza».

Esta clasificación cuenta con cinco niveles de activación asociados a un determinado nivel de riesgo: el nivel 1 corresponde a riesgo bajo, el nivel 2 a riesgo moderado, el nivel 3 a riesgo medio, el nivel 4 a riesgo alto y el nivel 5 a riesgo muy alto.

Si se hubiera aplicado hoy el nivel 5, habría implicado la posibilidad de sufrir un ataque terrorista «inminente» y supondría un paso más en las medidas de seguridad y de control de las infraestructuras críticas con la participación del Ejército, como aeropuertos, emplazamientos turísticos o zonas de gran concurrencia.