El musulmán Mohamed Attaouil en imagen de archivo de 2013
El musulmán Mohamed Attaouil en imagen de archivo de 2013 - ABC

Interior estudia expulsar al imán salafista de Salt

La policía considera que Mohamed Attaouil es «una amenaza real para la seguridad»

BarcelonaActualizado:

«Una amenaza real, actual y suficientemente grave para la seguridad nacional». Con estas palabras, la Dirección General de Policía ha emitido una propuesta de expulsión del país de Mohamed Attaouil, uno de los referentes del colectivo musulmán en Cataluña y hombre fuerte del salafismo en España. Según la solicitud de expulsión que adelantó ayer TV3, a Attaouil, presidente del Centro Cultural Islámico Imam Malik de Salt (Gerona) y uno de los principales impulsores de la construcción de la mezquita de la localidad gerundense, se le acusa de haberse relacionado con personas ahora detenidas por actividades vinculadas al terrorismo.

«Durante los últimos años, han sido numerosas las manifestaciones públicas de Attaouil que muestran su elevado nivel de radicalidad», puede leerse en un documento que le vincula con la creación, en 2010, de «unidades de policía religiosa islámica en Salt», un proyecto que, de momento, «no ha podido llevar a cabo».

Al líder salafista también se le señala por su relación continuada con miembros de la ONG Revival of Islamic Heritage Society (RIHS), considerada la «principal financiadora de centros islámicos desde los que se expande el salafismo por toda Europa». «Muchos de sus partidarios justifican la lucha armada en nombre del Islam», señala el documento.

Asimismo, la policía recuerda que Attaouil es presidente del Centro Cultural Islámico Imam Malik de Salt, «el cual se pudo construir, principalmente, gracias a la financiación de Arabia Saudí y Kuwait, países que el Sr. Attaouil visitó en varias ocasiones». Entre sus afines, subrayan las fuerzas de seguridad, «cabe destacar a Tarik Chatlioui, predicador salafí arrestado en Birmingham en 2017».

La propuesta de expulsión también destaca que «si bien en los últimos tiempos Attaouil ha rebajado mucho su nivel de radicalidad en público, no ha sido así en su círculo privado, ya que no permite que la comunidad musulmana adquiera ninguna propiedad a través de un préstamo en el que haya que pagar intereses argumentando que el Corán lo prohíbe expresamente.

Asimismo, defiende ideas como la discriminación de la mujer, la contaminación de la comunidad musulmana por parte de la cultura occidental, aspecto que inculca especialmente a los jóvenes y niños, y el victimismo musulmán frente a Occidente e incluso la defensa del concepto de Yihad». Es por todo ello y a «fin de evitar la comisión de atentados terroristas» que la Dirección General de Policía propone a la Secretaría de Seguridad del Ministerio del Interior la expulsión de Attaouil y que se le prohíba la entrada en España y en el resto de países Schengen durante 10 años.

Para el abogado de Attaouil, sin embargo, resulta «inaudito» que se acuse a su cliente de terrorismo y no se le lleve a la justicia. «Firmar esto supone reconocer que no han cumplido con su deber legal de poner a disposición judicial a un sujeto del que afirmas que ha cometido un delito de terrorismo», destacó el letrado Iván Jiménez en declaraciones a Ep.