Agentes de la Policía Nacional destinados hace un año en Cataluña - EFE | Vídeo: Así son las estancias donde iban a alojarse los agentes (ATLAS)

Interior reubica los Policías destinados a Cataluña tras las denuncias de «hacinamiento» en los cuarteles

Tras los escraches sufridos el año pasado cuando fueron alojados en hoteles, los agentes prefieren hospedarse en cuarteles como el del Bruc

Miquel Vera
BarcelonaActualizado:

Hace un año, miles de agentes fueron destinados a Cataluña en el operativo contra el referéndum ilegal de 1-O. En ese momento, los agentes criticaron las condiciones lamentables en que fueron alojados en comisarías, hostales, cuarteles militares y barcos. Un año después, la historia se repitió los policías que han llegado a la comunidad en vísperas de la Diada del 11-s volvieron a denunciar «hacinamiento y condiciones tercermundistas». Finalmente, Interior ha decidido escuchar sus quejas y reubicarlos.

Fuentes sindicales explicaron este viernes a ABC los pormenores de una situación que los agentes sobre el terreno no denuncian por temor a ser expedientados. «En el cuartel del Bruc -el viejo destacamento militar donde se alojan ahora los uniformados- los agentes están más protegidos que en los hoteles pero el problema es el hacinamiento, han metido a mucha gente en poco espacio, hay hasta personas durmiendo en literas en los pasillos», advierten.

Situación «tercermundista»

Las imágenes del cuartel son un buen testimonio de una situación que los agentes describen como «deplorable, ruinosa y tercermundista». Los espacios y habitáculos utilizados hasta ahora eran reducidos, las literas se contaban por decenas y los baños eran «limitados y compartidos», advirtieron los agentes. Sin embargo, en esta ocasión no hubo quejas sobre la comida, que tanta polémica generó hace un año con fotos que se viralizaron en las redes sociales.

Literas en el cuartel de el Bruc de Barcelona
Literas en el cuartel de el Bruc de Barcelona - UFPOL

«Hay falta de previsión y sobre todo falta de interés por tener bien a la gente. El cuartel del Bruc no es un lugar idóneo, hay que acondicionarlo», agregaron desde la Unión Federal de Policía. No obstante, reconocen que este jueves por la noche cargos de la dirección de Policía se pusieron en contacto con los agentes destinados en Cataluña para comprometerse a solucionar su situación «de forma inmediata».

A salvo de los escraches

«La voluntad por parte de la dirección existe, por lo menos de palabra, no han especificado nada pero todo pasa por sacar a gente», añaden fuentes sindicales, en cualquier caso, aseguran que los agentes prefieren estar en cuarteles que en los hoteles y hostales. ¿El motivo? Que en las casernas militares están a salvo de los «escraches» que trataron de torpedear su estancia en Cataluña hace un año con protestas en las calles, presión a los empresarios que los alojaban y señalamientos cuando paseaban por los pueblos en los que habían sido destinados.

Después de escuchar las quejas de los agentes, el Ministerio de Interior se puso manos a la obra para mejorar las condiciones de los Policías. Finalmente, estos los 80 policías antidisturbios desplazados a Cataluña alojados en el cuartel militar del Bruc han sido reubicados en las mismas instalaciones pero en habitaciones de tres camas. Fuentes policiales han asegurado que Efe que estos agentes se encuentran desde ya alojados en habitaciones «perfectamente acondicionadas con capacidad para tres personas».