Pablo Iglesias, secretario general de Podemos
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos - REUTERS

Pablo Iglesias abre ahora la puerta a no apoyar el grupo propio para CDC en el Congreso

El secretario general de Podemos señala que serán los miembros de En Comú Podem quienes tomarán la decisión final. Pronostica también que el PSOE se abstendrá en septiembre para investir a Mariano Rajoy

MadridActualizado:

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha puesto en cuestión este jueves que su formación vaya a apoyar que Converència Democrática de Cataluña (CDC) tenga grupo propio en el Congreso, y ha dejado la decisión en manos de sus socios de En Comú Podem.

Así lo ha asegurado en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, un día después de que su secretario Político y portavoz parlamentario , Íñigo Errejón, diera por hecho que «por coherencia» apoyarían que CDC formara grupo, ya que uno de sus principios es construir un Congreso más plural.

«Vamos a ver. He hablado con los compañeros de En Comú Podem y vamos a ver», ha afirmado Iglesias este jueves, para añadir que serán sus socios de la confluencia catalana, liderados por Xavier Domènech, quienes decidan cuál es la postura que deben adoptar en la Mesa del Congreso cuando se decida si CDC puede o no formar grupo. «En política, el amor con amor se paga. A priori no veíamos ningún inconveniente pero dadas las circunstancias, decidirán los compañeros de En Comú Podem y seguiremos la línea que marque Domènech», ha afirmado Iglesias, haciendo referencia a la decisión de los independentistas catalanes de no apoyar la candidatura de Domènech a presidir el Congreso.

En el Senado, su posición es más tajante. Ramón Espinar, portavoz del partido en la Cámara Alta, ha asegurado que no cederá senadores a CDC para que pueda contar con un grupo parlamentario propio tras lo ocurrido en el Congreso. Y es que, según ha asegurado Espinar, en Podemos están «bastante escandalizados» porque CDC no ha sido «coherente» entre «lo que dice y lo que hace» y tampoco ha explicado el sentido de su voto.

Descarta un gobierno progresista

Iglesias también ha descartado definitivamente en su entrevista de esta mañana un gobierno progresista y se ha mostrado convencido de que Mariano Rajoy no logrará ser investido presidente en agosto, pero sí en un segundo intento en septiembre con la abstención del PSOE.

«¿Mi quiniela? si Mariano Rajoy no lo consigue en la primera vez, en la siguiente el PSOE se abstendrá», ha pronosticado Iglesias en una entrevista en TVE, en la que ha considerado «prácticamente imposible» un acuerdo con los socialistas, de quienes ha dicho que «no han digerido» la aparición de Podemos.

Ha argumentado que si el PNV y CDC mantienen su posición de no respaldar la reelección del líder del PP, «al final tendrá que decir el PSOE si Rajoy gobierna o no».

No obstante, ha desconfiado de lo que puedan votar los nacionalistas vascos y catalanes en la sesión de investidura prevista por el PP para la primera semana de agosto, después de lo ocurrido este martes en la elección de los miembros de la Mesa del Congreso. Se ha mostrado convencido de que, aunque se «avergüenzan», el PNV y CDC fueron los que dieron los diez votos que permitieron a Ignacio Prendes (C's) y Rosa Romero (PP) ser los nuevos vicepresidentes primero y tercera de la Mesa, respectivamente. «Blanco y en botella», ha recalcado el líder de Podemos, para quien ambos partidos nacionalistas tienen «ahora muy difícil explicar en Cataluña y el País Vasco lo que han hecho».