Francisco Granados, a su llegada al tribunal - EFE

Granados niega los pagos de empresarios y anuncia una querella contra ABC

La Fiscalía ha preguntado al supuesto cabecilla de la Púnica si «JEC» es José Manuel Entrecanales

MadridActualizado:

El supuesto cabecilla de la trama Púnica, Francisco Granados, ha rechazado este martes en la Audiencia Nacional que las anotaciones de su agenda se correspondan con pagos de empresarios, entre ellos del presidente de la multinacional Acciona, José Manuel Entrecanales, según desvela ABC este martes en exclusiva. Granados, antiguo secretario general del PP de Madrid, ha negado que esta compañía abonase 60.000 euros en metálico al partido, según interpretan los investigadores en base a una anotación del 18 de mayo de 2014. Solo quedaba una semana para las elecciones europeas de 2014, una de las campañas cuestionadas. El juez investiga si el PP de Madrid se financió irregularmente en campañas de 2007, 2008, 2011 y 2014.

La fiscal Anticorrupción Carmen García Cerdá ha preguntado directamente a Granados si las siglas «JEC», anotadas junto al apunte de 60.000 euros, se corresponden con el empresario José Manuel Entrecanales, han informado fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio. El supuesto líder de la Púnica ha negado la atribución. Acciona ha negado en un comunicado haber participado en la supuesta financiación en B del partido. Según las explicaciones de Granados, sus anotaciones reflejan el número de asistentes a eventos municipales del partido celebrados en las fechas apuntadas. El ex secretario general del PP madrileño ha especificado que «JEC» alude en concreto a unas jornadas de educación concertada. La sala, abarrotada de abogados, recibió con risas la pregunta a Granados.

Granados también niega que detrás de «LD» se esconda el empresario Luis Delso y que «JLM» se refiera a Javier López Madrid, otro empresario investigado en la investigación, quien fuera consejero de la constructora OHL. El antiguo número dos de Esperanza Aguirre también achaca esas siglas a diversos eventos ligados al PP y considera una deducción errónea la asociación de las siglas con empresarios que pagaron en dinero negro.

En declaraciones a los medios, Granados ha cargado contra ABC y ha anunciado que planea querellarse contra el periodista Javier Chicote. «Es todo falso, y es la segunda vez», ha manifestado Granados, que ha rechazado comentar a los medios su explicación sobre las siglas y las anotaciones de su documentación, que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil analiza para esclarecer lo qué sucedió.

En esta comparecencia, Granados ha continuado la declaración que solicitó de forma voluntaria. La Fiscalía Anticorrupción, que le considera el cabecilla de una trama que vulneró todas las normas administrativas para enriquecerse de forma ilícita, ha copado el interrogatorio de este martes en la Audiencia Nacional. La confesión del empresario David Marjaliza, antiguo socio de Granados, ha apuntalado las tesis de la acusación. El ex secretario general del PP de Madrid ha vuelto a alegar este martes que la fortuna que ocultó en Suiza procede de sus ganancias como inversor privado, previas a la política, y de su padre.

En una declaración de más de tres horas, Granados ha vuelto a negar que amañara adjudicaciones desde sus cargos en la Comunidad de Madrid. Fue consejero desde el 2003 al 2011. También ha alegado el origen legal de todos sus fondos, incluido el millón de euros que los investigadores hallaron en un altillo del domicilio de sus suegros, sin aportar ningún documento que lo pruebe. El supuesto cabecilla de la red, quien continuará declarando el próximo 15 de marzo, ha añadido que se siente «orgulloso» de su gestión.