Íñigo Méndez de Vigo e Íñigo de la Serna, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros - JAIME GARCÍA

El Gobierno tacha de «extravagante» a Vidal y dice que los catalanes juzgarán

El Ejecutivo evita echar leña al fuego tras la dimisión del senador y el desmentido de la Generalitat

MadridActualizado:

El Gobierno ha reaccionado con prudencia a las informaciones sobre las declaraciones del exjuez Santiago Vidal y la orden de la Fiscalía de abrir una investigación, al desvelarse que la Generalitat podría haber obtenido de forma ilegal los datos fiscales de los catalanes. Fuentes del Gobierno ha tachado de «extravagante» a Vidal y han dado por hecho que ha habido contactos entre La Moncloa y la Generalitat para pedir explicaciones.

La Fiscalía ha ordenado investigar si la Generalitat de Cataluña ha obtenido datos fiscales de los catalanes de forma ilegal, como ha desvelado el senador de ERC Santiago Vidal. El juez, que está suspendido de la Audiencia de Barcelona por participar en la redacción de una «constitución» para una Catalana independiente, aseguró en diversas conferencias que el Gobierno autonómico catalán tiene de forma «ilegal» los datos fiscales de los catalanes e investiga a jueces en Cataluña y que un gobierno extranjero instruye a los Mossos en contraespionaje, aunque estas cuestiones han sido desmentidas «de forma categórica» por la Generalitat. El exjuez ha presentado su renuncia al acta como senador.

El ministro y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha mostrado el respeto del Ejecutivo por la acción de la Fiscalía, pero no ha querido ir mucho más allá. Simplemente se ha limitado a decir que serán los catalanes los que tengan que decir si les parece bien la reacción de la Generalitat.

En todo caso, ha puesto de manifiesto el hecho de que Santiago Vidal ha sido elegido senador en las listas de ERC. Algo, ha subrayado, que los electores de Cataluña tendrán que valorar en su día también.

Según Méndez de Vigo, las declaraciones de Vidal «son graves». «Se empieza por no acatar las decisiones de los tribunales y se sacaba invadiendo los derechos de las personas», ha advertido.