Vídeo: Educación desmiente a Dolors Montserrat / Dolors Montserrat, en una imagen de archivo - ABC/ATLAS

El Gobierno se enreda con la casilla del castellano en los colegios de Cataluña

Montserrat no cierra la puerta a esta opción, algo que niega el ministerio de Educación: «Seguimos como el viernes»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El debate sobre la creación de una casilla para que los padres de los escolares catalanes decidan si sus hijos estudian en catalán o en castellano sigue vivo. Esta vez la mecha la ha prendido la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, quien ha abierto la puerta esta mañana a una medida que el ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, puso en cuarentena el pasado viernes.

«Para nosotros, antes que todo, nuestra prioridad es el derecho de los padres a escoger libremente la educación de sus hijos», ha subrayado la ministra, como recoge EP, hoy desde Badalona, donde ha confirmado que una de las fórmulas posibles para velar por este derecho es que la preinscripción escolar incluya una casilla de opción lingüística.

Fuentes del ministerio de Educación consultadas por ABC advierten que, por el momento, aún se está estudiando la fórmula adecuada para que el castellano tenga presencia en las aulas catalanas y también advierten que las palabras de Montserrat se deben a «una confusión» de la ministra. «Seguimos en el mismo punto que el viernes», indican desde Educación.

Compromiso firme

Desde el PP también ha apaciguado los ánimos de aquellos que ya contaban con la famosa casilla. «No sé si será con casilla, pero el Consejo de Ministros se ha comprometido a que los padres puedan pedir que sus hijos estudien en castellano», ha dicho Pablo Casado, portavoz popular, para sofocar los ánimos. En esa línea, Casado ha reconocido que el Gobierno, pese a la aplicación del artículo 155, «no puede legislar» en Cataluña.

Por ello, su partido va a defender en el Parlament una iniciativa para que se permita a los padres elegir la educación de sus hijos, especialmente la lengua en la que quieren que sean educados, castellano o catalán. «Sencillamente queremos que una cuarta parte de las asignaturas troncales se puedan enseñar en castellano. Porque la LOMCE lo contemplaba y el Tribunal Supremo se ha ratificado», ha manifestado Casado como recoge Efe.

La oposición, a la contra

Y entre medio, tanto PSOE como Podemos han aprovechado la coyuntura para lanzar su crítica al Ejecutivo de Rajoy. Pablo Iglesias, en declaraciones a RNE ha calificado como «inaceptable» que «un grupo de corruptos» quiera destruir algo que, a su juicio en relación al sistema educativo catalán, funciona muy bien.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, por su parte, ha insistido en el rechazo de su partido a la decisión del Gobierno de introducir la casilla del castellano en la prematrícula escolar en Cataluña, en aplicación del artículo 155 de la Constitución, y ha advertido de que «un tema tan sensible para la sociedad catalana, como es el de la lengua, no se puede resolver en una situación de excepcionalidad como ésta».