Imagen de uno de los últimos homenajes a las activisatas del PSOE, fusiladas en los primeros días del Régimen anterior
Imagen de uno de los últimos homenajes a las activisatas del PSOE, fusiladas en los primeros días del Régimen anterior - ABC

Fallece Carmen Lafuente, compañera de prisión de «Las trece rosas»

Lafuente fue represaliada y encarcelada con 16 años por el régimen franquista en 1939 e internada en la cárcel de mujeres de Las Ventas, donde compartió celda con las conocidas militantes socialistas

MadridActualizado:

Carmen Lafuente, que compartió prisión junto a las conocidas como «Las trece rosas», ha fallecido este martes en Madrid, según ha informado la dirección socialista en la provincia de Alicante, a través de su secretaria de igualdad, María Ángeles Rochel.

La militante socialista fue represaliada y encarcelada con 16 años por el régimen franquista en 1939, compartió estancia en la cárcel de mujeres de Las Ventas, con una condena de 20 años, junto con las jóvenes fusiladas por el régimen franquista el 5 de agosto de ese mismo año, conocidas como «Las trece rosas».

Lafuente, que residió durante casi dos décadas en Alicante hasta que hace unos años se trasladó a Madrid junto a sus dos hijos y seis nietos, inició su militancia en la agrupación socialista de San Blas en 1977 y durante la República perteneció a la Unión de Muchachas.

Recuerdo desde el PSOE

Para la secretaria de Igualdad de la provincia de Alicante, Carmen Lafuente «ha sido y será parte de la historia de miles de mujeres que lucharon por libertad y la igualdad, especialmente en unos momentos en los que defender esos valores podía significar sufrir represión, e incluso la muerte, como así ocurrió con muchas de sus jóvenes compañeras de prisión».

Mujeres como ella «y muchas otras a las que el franquismo segó la vida», ha señalado Rochel, «dejan a toda la sociedad un legado de compromiso con la democracia, con la libertad y con la visibilidad de las mujeres en nuestra historia». La dirigente socialista ha concluido que «somos herederos y herederas de los valores la convicción que costó la vida a una generación de hombres y mujeres que vivían con la esperanza de una España de progreso y libertad; y no podemos olvidarlo».