Centro penitenciario de Villahierro en Mansilla de las Mulas (León), donde hoy ha ingresado Jon Rubenach
Centro penitenciario de Villahierro en Mansilla de las Mulas (León), donde hoy ha ingresado Jon Rubenach - J. Casares

El etarra Jon Rubenach ha sido recluido en la prisión de Mansilla, a la espera de juicio

El traslado del preso preventivo de la cárcel de Soto a León no responde a un acercamiento, según informan Instituciones Penitenciarias

MadridActualizado:

El preso de ETA Jon Rubenach Roiz ha sido trasladado este miércoles de la prisión madrileña de Soto del Real a la de Mansilla, en León. «Txurdo» -apodo con el que se le conoce- fue entregado de Francia a España el pasado 17 de abril, tras 15 años recluido en el país galo, para cumplir penas que ascienden a 439 años de cárcel por el asesinato de dos militares.

Fuentes pertenecientes a Instituciones Penitenciarias han explicado a ABC que su traslado a León no responde a un acercamiento sino que se debe, entre otras razones, a una falta de espacio en el módulo cerrado de Soto. Añaden que Rubenach es un preso preventivo y hasta que no haya sentencia condenatoria por la causa pendiente que tiene con la Audiencia Nacional por depósito de armas no podrá ser clasificado y destinado a un centro concreto. «Solo hay acercamiento cuando el recluso ha sido clasificado en primer, segundo o tercer grado», apuntan.

El terrorista fue detenido el 9 de diciembre de 2003 en la localidad francesa de Lons junto a Gorka Palacios, que por aquel entonces era el jefe militar de ETA. La Policía francesa le acusó de adiestrar a los nuevos integrantes de la banda y, en 2009, fue condenado a 15 años de prisión.

En el año 2010, Rubenach fue entregado a las autoridades españolas para que fuese juzgado por los atentados cometidos cuando pertenecía al «Comando Madrid». La Audiencia Nacional le impuso un total de 319 años de cárcel por el crimen del general Justo Ojera Pedraza, perpetrado el 28 de junio de 2001 en Madrid. Más tarde, en julio de 2014, sumó 120 años más a su condena por participar en el asesinato del teniente coronel Pedro Antonio Blanco el 21 de enero de 2000.

Hace apenas un mes fue extraditado a España, tras cumplir su pena en el país galo. Ya en octubre de 2018, las autoridades francesas le habían acercado desde la cárcel de Saint Martin de Ré al centro penitenciario de Mont-de-Marsan, próximo al País Vasco, desde la que fue trasladado a Soto del Real.