Las placas vuelven a estar presentes en la avenida del Ejército
Las placas vuelven a estar presentes en la avenida del Ejército - ABC

El Ejército recupera en Pamplona la avenida que le arrebató Bildu

Maya (UPN) vuelve a poner las placas en su primera medida tras llegar a la Alcaldía

Pamplona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La avenida del Ejército de Pamplona, una de las arterias principales de la capital navarra, vuelve a lucir sus placas habituales después de que, a comienzos de año, el anterior alcalde, Joseba Asirón (Bildu), decidiera retirar a la institución española del callejero.

Prueba de que arrebatar al Ejército el nombre de su avenida no fue más que una artimaña de Bildu para desprestigiar a la institución es que todavía quedaba una placa de la antigua avenida. Lo importante era que no estuviera en el callejero, lo demás era secundario.

La decisión, por competencia exclusiva del alcalde, la tomó Bildu a comienzos de año y en abril colocó las nuevas placas de la avenida de Catalina de Foix, última reina de Navarra. La excusa era que había que dar importancia a las mujeres navarras. Sin embargo, Asirón debió olvidar que hay muchísimas mujeres importantes en la historia de Pamplona, porque Catalina de Foix ya tenía su propia calle en la capital navarra.

El nuevo alcalde de Pamplona, Enrique Maya (UPN), prometió durante la campaña electoral que restauraría el nombre del Ejército en la conocida avenida pamplonesa. «Que los vecinos no se molesten en cambiar el nombre de la avenida en sus tarjetas porque en cuanto llegue a la Alcaldía, volverá a ser Avenida del Ejército», afirmó Maya, que ha cumplido su palabra. De hecho, al ser competencia exclusiva suya, fue la primera decisión que tomó como alcalde de Pamplona. Y esta semana se han colocado de nuevo las placas.

La denominación se debe no solo como reconocimiento a la importante labor que hace la institución militar en Navarra, sino porque la avenida se asienta sobre unos terrenos que eran propiedad del Ejército, que los cedió gratuitamente, junto a la aledaña Ciudadela de Pamplona, para el disfrute de todos los vecinos de la capital navarra.

Este homenaje al Ejército coincide, además, con el décimo noveno aniversario del asesinato del subteniente Casanova por parte de ETA, que se conmemora hoy mismo. Como cada año, esta tarde se celebrará un acto de homenaje en la localidad de Berriozar, vecina a Pamplona, y donde Francisco Casanova fue asesinado por un comando de ETA en la puerta de su garaje.

En ese acto estará, como cada año, el alcalde de Pamplona. Ante la ausencia del mandatario de Berriozar, perteneciente a Bildu, todos los 9 de agosto acude hasta la plaza Eguzki Enrique Maya, junto con otros alcaldes, como muestra de respeto de la administración municipal hacia las víctimas de ETA. Este homenaje será el primer acto de recuerdo a las víctimas del terrorismo al que, presumiblemente, acudirá la nueva presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite.

Bildu, con los etarras

Este hecho supondrá el primer choque entre el Gobierno de Navarra y los «socios prioritarios» de los partidos que sustentan a Chivite ya que, a la misma hora que en Berriozar se recuerda y homenajea al militar asesinado por ETA, en la localidad navarra de Tafalla, Bildu y posiblemente algún parlamentario abertzale, se manifestarán por los presos etarras. Al menos, el parlamentario tafallés de Bildu, Adolfo Aráiz, llamó ayer a través de las redes sociales a participar en el acto por los etarras que convocó la plataforma abertzale Sare justo el mismo día en que se cumplen 19 años desde que esos mismos presos por los que se manifiesta Bildu asesinaran al subteniente Casanova.