Consuelo Madrigal, esta tarde en el Congreso - EFE

Consuelo Madrigal «velará» por que se respete el derecho de los periodistas de ABC a informar

Dice que no sabía que un fiscal de Madrid había pedido dos años y medio de prisión a dos redactores de esta Casa por revelar una conversación de Bárcenas con un camorrista y que estudia el caso

MadridActualizado:

La fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal, no tenía conocimiento de que un fiscal de Madrid, Julián Salto, había pedido dos años y medio de cárcel a los redactores de ABC Cruz Morcillo y Pablo Muñoz por haber revelado el 11 de julio de 2014 el contenido de una grabación en la que un camorrista relata una conversación con Luis Bárcenas en la que éste le habría dicho, entre otras cosas, que la «mafia y la política son lo mismo».

Madrigal ha asegurado en el Congreso, antes de su intervención en la comisión de Justicia para presentar la memoria de la Fiscalía correspondiente a 2014, que «velará» porque se respete el derecho de los periodistas a informar, para añadir que va a estudiar el caso concreto que afecta a los redactores de ABC. «En cuanto he tenido conocimiento de ese caso, he recabado toda la información», ha asegurado

Fue el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu el primero en señalar a los periodistas de ABC. Primero, abrió pieza separada por revelación de secretos, y en ese marco ordenó que se le detallasen las llamadas entrantes y salientes de los teléfonos de los periodistas durante los 15 días anteriores. Andreu ni siquiera ofició para que se le informara de cuáles eran esos números telefónicos, puesto que él mismo disponía de ellos por contactos anteriores.

En el informe del tráfico telefónico ordenado por Andreu constan los teléfonos de familiares, amigos, compañeros de trabajo o miembros de las Fuerzas de Seguridad. Todos esos datos están en manos de la acusación particular que ejerce Luis Bárcenas, sin que se hiciera un cribado con los de aquellos que sí pudieran tener interés para lo que se buscaba. En cualquier caso esa diligencia ordenada por Andreu no obtuvo resultados que permitieran identificar a la fuente.

La intención del magistrado era encontrar la fuente de los periodistas, lo que no consiguió, y además tuvo que inhibirse de la instrucción de la causa porque, como le recordó la Fiscalía en un recurso, no era competente para ello.

A partir de ese momento la pieza recayó en los juzgados de la Plaza de Castilla, en concreto en el Juzgado de Instrucción número 53, cuya titular es Mónica Aguirre. El pasado miércoles los dos periodistas fueron informados de la apertura de juicio oral contra ellos y de la petición de dos años y medio de cárcel del fiscal del caso, que se eleva a tres en el caso de la acusación que ejerce Bárcenas. Aún está pendiente que la Sección 29 de la Audiencia de Madrid resuelva un recurso de la defensa en el que se pide el archivo de la causa.

Desde el mismo momento en que se conoció la apertura de juicio oral contra los periodistas Cruz Morcillo y Pablo Muñoz han sido innumerables las muestras de apoyo. La Asociación de la Prensa de Madrid, la FAPE, Reporteros sin Fronteras, el Sindicato Unificado de Policía (SUP), policías, guardias civiles, profesionales del Derecho y un gran número de compañeros de todos los medios mostraron su incredulidad, rechazo y condena de esa petición de condena de la Fiscalía, que de salir adelante afectaría al derecho a la información consagrado por nuestra Constitución.