En el instituto donde estudió el menor asesinado se ha guardado un minuto de silencio - Pablo Ojer / Vídeo: Tres miembros de la misma familia han muerto tiroteados en pleno enfrentamiento con otra familia en Cáseda (Navarra)

La conmoción se extiende a los pueblos de alrededor de Cáseda

El Instituto de Sangüesa, donde estudió uno de los fallecidos, guarda un minuto de silencio

Cáseda Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La tragedia que vivió ayer la localidad navarra de Cáseda ha causado un gran impacto no sólo en la propia localidad, sino también en las de los alrededores.

El alcalde de Cáseda, Jesús Esparza, ha asegurado que «el pueblo está inmerso en un gran dolor por lo acontecido». No obstante, ha querido agradecer «a las familias de los asesinados el gran comportamiento que tuvieron en las horas más críticas del suceso» y ha querido destacar «la tranquilidad con la que está discurriendo la vida en Cáseda dentro de la conmoción que ha supuesto y está suponiendo estos lamentables hechos».

Pero esa conmoción ha ido más allá de la propia Cáseda. De hecho, a las 12 del mediodía el Instituto Sierra de Leyre de Sangüesa, capital de la comarca, ha guardado un minuto de silencio en homenaje a los fallecidos y sobre todo al menos, Cristian, de 16 años, que estudió en dicho centro hasta el pasado mes de junio. Entre los compañeros de Cristian, que han presidido el minuto de silencio, se ha podido ver a varios de ellos llorando.

El director del instituto, Sergio Larrión, ha asegurado que Cristian «era un chaval encantador que ha estado cuatro años con nosotros». El fallecido estudió en el instituto los cuatro años de la ESO hasta que el pasado mes de junio terminó sus estudios obligatorios. Ha afirmado la buena relación que existía tanto con el alumno como con su padre. Por eso ha destacado el dolor y pesar de todos aquellos que trataron a Cristian. «Los chavales están tristes, los profesores, también», ha asegurado el director del instituto.

Prueba de ello es que al acto han acudido no sólo alumnos y profesores del instituto, sino numerosos padres que conocían a los fallecidos.