Jaume Matas junto a José María Rodríguez
Jaume Matas junto a José María Rodríguez - EFE

Condenan al ex secretario general del PP de Baleares a tres años y medio de cárcel por prevaricación

La pena de prisión le ha sido impuesta a José María Rodríguez por el caso Over, en el que también ha sido condenado Jaume Matas

Palma de MallorcaActualizado:

La Audiencia Provincial de Palma ha condenado al ex secretario general del PP de Baleares y exconsejero de Interior, José María Rodríguez, a tres años y medio de cárcel por un delito de prevaricación, en el marco del caso Over, que es una de las piezas separadas del llamado caso Palma Arena. La Sala ha condenado también por el caso Over al expresidente balear Jaume Matas, con una pena global de dos años y medio de prisión por fraude y malversación, si bien dicha pena podrá ser sustituida por una multa. La citada sanción asciende a 18.250 euros en total. La sentencia de la Audiencia Provincial puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

Cabe recordar que en el caso Over se investigaron diversas contrataciones presuntamente irregulares suscritas en el periodo 2003-2007 entre la agencia de publicidad Over Marketing y varios departamentos del Gobierno regional para beneficiar económicamente al citado grupo empresarial. Dichos contratos se le habrían otorgado a Over para compensar a esta compañía por trabajos electorales que había hecho en su momento para el PP y que no había llegado a cobrar. Dada la complejidad del caso Over, el juez instructor de dicha causa, José Castro, decidió dividirla en tres subpiezas, si bien finalmente la Audiencia Provincial acordó que fueran enjuiciadas de forma conjunta.

Según expuso la Fiscalía en su momento, tras la campaña electoral autonómica de 2003, el PP le habría dejado a deber a Over 80.000 euros. Para intentar saldar dicha deuda, Matas habría ordenado que el Gobierno balear hiciera contratos menores a la citada empresa. Dos de dichos contratos fueron suscritos con la Consejería de Interior, por un importe global de 20.880 euros. Over percibió 11.832 euros a través de una factura por el concepto «creatividad campaña para la difusión de la oferta pública de empleo del Govern» y 9.048 euros a través de otra factura por el concepto «creatividad de la imagen de la Policía Turística del Govern». Ambos trabajos no se habrían realizado nunca.

En la sentencia hecha pública ahora, la Audiencia Provincial hace referencia a esos dos contratos. Con respecto al primero, señala que la citada campaña sí se hizo y que «no resulta probado que el trabajo no se hiciese por Over o sus empresas». Por tanto, en ese primer supuesto no hubo ningún delito. Por contra, la Sala considera que se produjo un delito de prevaricación en relación al segundo contrato, ya que se abonaron 9.048 euros por un trabajo que no se hizo. El tribunal explica en el fallo que no tiene «la mínima duda» de que Rodríguez «conoció forzosamente» el pacto entre Matas y el dueño de Over, Daniel Mercado, para que «se abonasen parte de los gastos de campaña con contrataciones públicas».

Situación penal

El juicio del caso Over comenzó en octubre del pasado año y concluyó el pasado mes de marzo. Al inicio de dicha vista oral, Matas llegó a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción, por el que reconoció el desvío de fondos públicos al grupo empresarial Over, que, como se ha indicado, se ocupó de las campañas electorales del PP balear en los comicios autonómicos de 2003 y 2007. Gracias al acuerdo alcanzado hace ocho meses entre Matas y la Fiscalía, el expolítico mallorquín evitó tener que cumplir una nueva pena de cárcel.

Además de Matas y de Rodríguez, se sentaron también en octubre en el banquillo el propietario de Over, Daniel Mercado; la ex secretaria general técnica de la Consejería de Interior María Luisa de Miguel Oñate; la ex jefa de prensa de la Consejería de Salud Marisa Durán y la ex directora general de Tecnología Encarnación Padilla, cuñada de Matas. Tanto Mercado como Padilla llegaron también entonces a un acuerdo con Anticorrupción, para que las penas de prisión previstas fueran sustituidas por sendas multas.

En la sentencia hecha pública ahora, el tribunal ha absuelto a María Luisa de Miguel Oñate y ha condenado a Durán a siete años de inhabilitación por un delito de prevaricación.

En el fallo también se condena al Partido Popular como responsable civil directo, solidariamente con Matas, Mercado y Rodríguez, al pago a la Comunidad de 9.048 euros, que es la mencionada cantidad que recibió Over de la Consejería de Interior.

Otra causa

Esta misma semana Matas se había sentado de nuevo otra vez en el banquillo, en el marco del juicio del llamado caso Son Espases. El pasado lunes, al inicio de la vista oral, Matas llegó a un principio de acuerdo con la Fiscalía. Ese acuerdo supondrá que Matas deberá cumplir una pena mínima de cuatro meses de cárcel por el caso Son Espases. El exmandatario popular reconoció ante el tribunal que cometió prevaricación y fraude, pero no aceptó el otro delito que se le imputaba, el de tráfico de influencias. Por este último presunto delito se le podrían sumar varios meses más de cárcel a Matas. Esta posibilidad se conocerá cuando se haga pública la sentencia.

En el juicio del caso Son Espases, que ya ha quedado visto para sentencia, se han intentado dilucidar las presuntas irregularidades que se habrían cometido en 2006 a lo largo del proceso de adjudicación de las obras de construcción del mayor centro sanitario público de Baleares, el Hospital de Son Espases, ubicado en Palma de Mallorca. Más en concreto, se quería saber si por parte de Matas hubo un intento de amaño del concurso público convocado entonces.

Cabe recordar que desde junio del pasado año Matas está cumpliendo en el centro penitenciario de la localidad madrileña de Aranjuez la pena de tres años y ocho meses de cárcel que le fue impuesta por el tribunal del caso Nóos por prevaricación, falsedad y fraude. Esta es la segunda pena de prisión que está cumpliendo el antiguo dirigente del PP balear, después de haber ingresado en la cárcel por vez primera en julio de 2014. En aquella ocasión, Matas cumplió una condena de nueve meses y un día en la prisión de Segovia por tráfico de influencias, en el marco de otra de las piezas separadas del caso Palma Arena, en concreto, por favorecer a un amigo periodista con una subvención.